29 julio, 2021

EL COMENTARIO TAURINO DE JOSÉ LUÍS ESPAÑA… UNA FINAL CON POCA HISTORIA Y MUCHO PUBLICO.

Queridos amigos, el mes de julio, ya es historia, como también lo es el ciclo de promoción de nuevos valores de la torería, de este año de 2011. La noche del último jueves del mes de Junio y las de todos los del mes de Julio, se han animado en los aledaños de la Real Maestranza, donde se han celebrado estos cinco festejos de novilladas sin caballos, en los que doce chavales de distintas escuelas taurinas de Sevilla y provincia, de Badajoz, de Madrid, de Granada y de Sanlucar de Barrameda, han competido en cada festejo, por un puesto que le diera acceso a esa esperada final, que nombraría al novillero más destacado del serial.

Queridos amigos, el mes de julio, ya es historia, como también lo es el ciclo de promoción de nuevos valores de la torería, de este año de 2011. La noche del último jueves del mes de Junio y las de todos los del mes de Julio, se han animado en los aledaños de la Real Maestranza, donde se han celebrado estos cinco festejos de novilladas sin caballos, en los que doce chavales de distintas escuelas taurinas de Sevilla y provincia, de Badajoz, de Madrid, de Granada y de Sanlucar de Barrameda, han competido en cada festejo, por un puesto que le diera acceso a esa esperada final, que nombraría al novillero más destacado del serial.
Ha habido muchas cosas positivas en este ciclo, una de ellas que considero de suma importancia, es la cantidad de público que ha acudido a la plaza. El público, este año, ha asistido cada noche al coso del Baratillo de forma especial, pues en cada novillada ha cubierto en más de la mitad de su aforo, los tendidos de la Real Maestranza, apoyando de una forma festera, (a veces a destiempo) a los actuantes de cada festejo. Un público festivo y cariñoso que ha venido a La Maestranza, a divertirse, a cambiar la rutina de las calurosas noches sevillanas, y que a falta de los añorados cines de verano, con su “nevera” para tomarse una cerveza muy fría, con un cartucho de “pescaito” frito, ha elegido los tendidos del Arenal, para pasar la noche, viendo torear a unos chavales que aspiran a ser importantes en este mundo del toro, tan hermoso como complicado, y que naturalmente, no debe de servir de ejemplo de rigor en el coso maestrante. No creo que estos sean los festejos en que se deban extremar las exigencias, ni nos tengamos rasgar las vestiduras, por una oreja de más o una oreja de menos. Solo le debemos aplicar sentido común y valorarlos en su justa medida.
Ha habido un importante nivel en algunos festejos. En el primero, destacaron los aspirantes de Badajoz, Tomas Angulo y Tomas Campos, en la segunda de las comparecencias, fue el mexicano de la escuela de la Fundación El Juli, Brandon Campos, quien se llevo el gato al agua. El granadino José Ángel Fuentes, fue el triunfador de la tercera novillada y Álvaro Sanlucar, dejo constancia de sus buenas maneras y el buen concepto que tiene del toreo, en la última.
En este ciclo de 2011, las semifinales han sido mejores que la propia final. Ahora, a toro pasado, es posible que pensemos que quizás ha habido algún aspirante que debiera haber estado en la terna de los mejores, más que por lo que hizo en su primera comparecencia, por lo que se vislumbró que puede hacer.
La final, a la que llegaron Tomas Angulo, Brandon Campos y José Ángel Fuentes, no fue lo lucida que cabía esperar, buena parte de culpa, la tuvo la áspera novillada de Espartaco, que no dejo nunca estar a gusto a los jóvenes coletas, que demostraron la lógica falta de oficio, ante reses complicadas y con genio.
Tomas Angulo se proclamo triunfador, ganando el traje de luces que había en litigio, Brandon Campos, el Capote de paseo y José Ángel Fuentes fue acreedor del capote de brega.
Hasta el lunes que viene, y que Dios reparta suerte.

Deja un comentario