24 julio, 2021

ESPACIO AL PELUQUERO… ZACATECAS NO DA SEÑALES DE VIDA.

EN ESTE espacio tomamos en cuenta a toda persona que nos escribe, el espacio es un espacio abierto y por lo mismo es que incluyo un espacioso escrito que recientemente me envió un lector que corta el cabello, copio solamente y le doy espacio. Y no es el conocido… *”Espacio que voy de prisa”.

EN ESTE espacio tomamos en cuenta a toda persona que nos escribe, el espacio es un espacio abierto y por lo mismo es que incluyo un espacioso escrito que recientemente me envió un lector que corta el cabello, copio solamente y le doy espacio. Y no es el conocido… *”Espacio que voy de prisa”.
UN DÍA, un florista fue al peluquero a cortarse el pelo. Luego del corte pidió la cuenta y el peluquero le contestó: – No puedo aceptar dinero. Esta semana estoy haciendo un servicio comunitario. El florista quedó agradecido y dejó el negocio. Cuando el peluquero fue a abrir el negocio, a la mañana siguiente, había una nota de agradecimiento y una docena de rosas en la puerta. Luego entró un panadero para cortarse el pelo, y cuando fue a pagar, el peluquero respondió: – No puedo aceptar dinero. Esta semana estoy haciendo un servicio comunitario. El panadero se puso contento y se fue. A la mañana siguiente cuando el peluquero volvió, había una nota de agradecimiento y una docena de donas esperándolo en la puerta.
MÁS TARDE, un profesor fue a cortarse el pelo y en el momento de pagar, el hombre otra vez respondió: – No puedo aceptar dinero. Esta semana estoy haciendo un servicio comunitario. El profesor con mucha alegría se fue. A la mañana siguiente, cuando el peluquero abrió, había una nota de agradecimiento y una docena de diferentes libros. Entonces un diputado fue a cortarse el pelo y cuando fue a pagar, el peluquero nuevamente dijo: – No puedo aceptar dinero. Esta semana estoy haciendo un servicio comunitario. El diputado contento se alejó. Al día siguiente cuando el peluquero fue a abrir el local, había una docena de diputados haciendo cola para cortarse gratis el cabello. Esto, queridos amigos, muestra la diferencia fundamental que existe actualmente entre los ciudadanos comunes y los miembros del Honorable Congreso de la Nación. Por favor, en las próximas elecciones vota con cuidado… Atentamente… EL PELUQUERO. Sin comentarios.
SILENCIO SEPULCRAL en Zacatecas, en el tema taurino. Nadie dice algo al respecto y estamos a dos meses de que su feria septembrina dé comienzo, ni Dios lo quiera que de nueva cuenta las cosas se hagan a las carreras. Creo que de conocer ya de manera oficial quien, o quienes, son los empresarios, la afición iría haciendo los comentarios lógicos y normales sirviendo esto de ambientación para las corridas en el mes patrio. Inclusive se había mencionado la real posibilidad de que albergara su plaza Monumental una serie corta de novilladas para “abrir boca”, y esto sería hartamente positivo para todos. La tercia ya conocida, Juan Enríquez Rivera, Felipe Pescador Ávila y Manuel F. Sescosse Varela, mencionados alfabéticamente, anteriores empresarios en dos ocasiones, son, creo yo, los más indicados para continuar desempeñando ese quehacer y da la casualidad que los dos primeros acaban de regresar de España, no creo solamente hayan asistido a ver festejos, estando por allá lo más correcto es que se pusieran al habla con toreros y apoderados españoles, inclusive mexicanos ya que muchos andaban por esas tierras. Es hora que autoridades y taurinos se pongan las pilas, es increíble que en la tierra de toros no exista torero alguno que haya trascendido mas allá de número uno en una escala que llega hasta el cien e inclusive más alto, nadie, ni ellos mismos, autoridades y taurinos, estarán de acuerdo que su organización en la materia ha sido un total desastre, cuando menos así lo percibimos desde fuera y la historia es por algo. Duele pero es cierto. Y lo peor de este asunto es la existencia de muchos peritos, cultos, ilustrados, lumbreras, versados y eruditos locales que lo saben y no lo entienden. Y esto no lo firma el peluquero, lo firmo yo.
LA PREGUNTA en la columna de ayer… Fue Rafael Alberti quien dijo… “Con cierto encogimiento de ombligo desfilé por el ruedo, entre sones de pasodobles y ecos de clarines”. Su desmedida afición y amistad con muchos toreros dio margen a que viera cumplida la ilusión de su vida, sentirse torero aún con ese truco del que surge la pregunta. El intelectual nativo de El Puerto de Santa María, Cádiz, fue un enamorado de la fiesta brava, de ahí que el 14 de julio de 1927 se vistió de luces e hizo el paseíllo en la cuadrilla de don Ignacio Sánchez Mejías en la plaza de Pontevedra. Como es entendible Alberti jamás abandonó el callejón pero contaba la experiencia con la frase descrita. Para terminar.
ESTACIONADO DENTRO de un cuadro de gravedad ha permanecido José Ortega Cano, como decimos en México, ni para atrás ni para delante, los partes médicos así nos lo dejan ver.
*ESO DE que “espacio que voy de prisa” es correcto, si se amontonan no avanzo… Nos Vemos.

Deja un comentario