EUGENIO DE MORA, JUAN BAUTISTA Y JAVIER CASTAÑO A HOMBROS EN TARDE DE ANIVERSARIO EN SOCUÉLLAMOS.

Tarde de fiesta en Socuéllamos y celebración del XXV Aniversario de su inauguración, se esperaba al maestro de Albacete Dámaso González que a la postre no pudo asistir, pero esto no fue impedimento para asistir a un festejo serio en plaza coqueta y engalanada y la mitas de su aforo cubierto. Los toros de Martin Carrasco bien presentados nobles hasta la saciedad aunque pecaron de falta de fuerza a excepción del sexto que peleo bien en varas así pues con este material los toreros pudieron lucirse a sus anchas y emplear todo el repertorio en las suertes lastima del mal uso de los aceros en tarde para olvidar en este aspecto y a la presidencia benévola hasta la saciedad se empeñó en sacar a los tres por la puerta grande con distinto peso en el baremo.
Eugenio de Mora es un torero que se entrega y torea como los ángeles en distintas fases de las faenas y hoy templo al noble primero y le enjareto dos pases de pecho para recordar, mucho mejor con la derecha a su primero blando dio con sus huesos varias veces sobre el albero socuellamino, su faena a media altura calo en los tendidos pero el fallo a espadas lo dejo todo en ovación desde el tercio. Su segundo destaco por el toreo al natural muy templado y ligado largo bien rematado, el merito enseñar a embestir en los primeros lances ahormando al bicho noble y colaborador todo tuvo importancia excepto la espada muy baja para tan grande premio paseo el rabo con cierta desgana.
Juan Bautista puso el pellizco y el duende en determinados pasajes, el francés se nota que torea a diario y está a gusto y en buen momento a su primero lo lucio en muletazos largos con la derecha y dos cambios de mano primorosos sin aspavientos el torero se gusto en muchas fases de la faena mató trasera y caída para dos orejas en el quinto tuvo en la variedad el gusto ante un flojo animal pero con mucha clase, verónicas, chicuelinas y una serpentina dieron paso al galleo para llevarlo al caballo, su faena por variada a media altura por la flojedad destaco en eso vimos de todo hasta manoletinas de rodillas, redondos, cambios de mano y dos de pecho al ralentí cerrando con bernardinas y falló a espadas tras dos pinchazos y caída para pasear otra oreja.
Javier Castaño llego por la vía de la sustitución del herido Serafín Marín y tenía que justificar su inclusión y fe y ganas no le faltaron pero se nota la falta de rodaje después de mucha ganas y exposición a su primero lo estropeo con la espada de forma estrepitosa echándose el animal por aburrimiento. Él sexto fue otro cantar y encima un tío de verdad su pelea en varas lo mejor del festejo así como los dos pares de banderillas de David Adalid que tuvo que saludar, Castaño se empleo a fondo tenia la batalla perdida y tenía una difícil tarea que solvento a la postre con dos buenas series al natural dos circulares largo y otro invertido muy ligados, al natural subió el tono y un pinchazo y estocada baja se supusieron acompañar a la terna en su salida a hombros.
Socuéllamos, Ciudad Real. Media plaza en el XXV Aniversario de la inauguración. Toros de Martín-Carrasco. Eugenio de Mora, ovación, dos orejas y rabo; Juan Bautista, dos orejas y oreja y Javier Castaño, ovación y dos orejas. Se desmontero en el sexto David Adaliz.

Deja un comentario