FALLECIÓ RAFAEL ATIADE “RAFAELILLO”, BANDERILLERO, MAESTRO Y CRONISTA TAURINO.

El pasado día 17 falleció, tras una larga enfermedad de la que recientemente se resintió, Rafael Ataide “Rafaelillo, una persona especialmente querida y respetada en el ámbito taurino provincial.
Natural de Vilafamés e hijo de un picador sevillano, con apenas diez años se trasladó a vivir a la Plaza de Toros de “Las Arenas” en Barcelona, donde su padre ejercía de conserje.
Fue precisamente en la ciudad condal donde comenzó una prometedora carrera de novillero que abandonó para enfundarse el terno de plata, logrando abrirse camino como banderillero y actuando a las órdenes de grandes figuras de la época como Mario Cabré, Paco Corpas o Joaquín Bernardó, en cuya despedida actuó por última vez.
Tras cortarse la coleta fijó su residencia en Burriana, donde se volcó en ayudar a los chavales de la tierra que querían comenzar en la profesión, en una época en la que todavía no existía la Escuela Taurina, logrando que un chaval de la localidad, Vicente Soler Lázaro, se convirtiera en uno de los matadores más destacados que ha dado esta provincia.
Alternó la “docencia” con una destacada labor como comentarista, acompañando durante años a Juan José Castillo en el matinal que los sábados, desde Radio Villarreal, ofrecía cumplida información de la actualidad taurina. Posteriormente comenzó una etapa televisiva junto a Pascual Esteller, a raíz de la eclosión de las televisiones locales, que mantuvo, con alguna que otra intermitencia, hasta casi el final de sus días.
Sirvan estas instantáneas como homenaje póstumo a nuestro querido y admirado “Rafaelillo”.
Pedro Mileo es director de la revista La Puntilla editada en Castellón.

Deja un comentario