28 julio, 2021

FUGAZ TARDE.

18ª de temporada. Plaza México. La entrada más baja de la temporada. Tarde nublada con algo de viento. El flojo cartel no atrajo aficionados y terminó por cumplir las nulas expectativas. Cuando no vienen figuras, la asistencia baja y el toro tiene más presencia.

18ª de temporada. Plaza México. La entrada más baja de la temporada. Tarde nublada con algo de viento. El flojo cartel no atrajo aficionados y terminó por cumplir las nulas expectativas. Cuando no vienen figuras, la asistencia baja y el toro tiene más presencia.
Se lidiaron seis jaliscienses con trapío de Villa Carmela que comenzaron con alegría y terminaron con poca fuerza. Solo destacó el lidiado en cuarto lugar.
El francés Juan Bautista se expuso con sitio y pegó un estoconazo en su primero para escuchar ligera petición y saludar en el tercio. Con su segundo se vio decidido y llegó a ajustarse de buena manera a su toro. Tras una estocada baja una vez más tuvo petición donde el juez le negó la oreja y dio vuelta al ruedo.
El regiomontano López Rivera, alumno del añorado Curro Rivera, se mostró con mucha decisión, quieto pero asomó el poco sitio. Con su primero salió al tercio y en su segundo fue de más a menos y el público no terminó por tolerar sus dudas. Acabó desdibujado para escuchar un aviso.
El tapatío Aldo Orozco no pudo trasmitir los deseos que tenía de agradar en sus dos en turno. Con su primero se vio decidido pero muy mal con el estoque para escuchar un aviso. En el que cerró plaza se mostró de la misma manera. También tuvo problemas con los aceros, escuchó un aviso y se despidió en silencio.
El adelanto para la penúltima de temporada: toros de los herederos de Don Luis Felipe Ordáz para Fermín Rivera, Alberto Espinoza, uno más para cerrar la tercia.
FICHA:
Menos de 3 mil asistentes. Tarde nublada con poco viento. Seis de Villa Carmela destacando el 4°. 1º complejo; 2° difícil; 3° complicado; 4° bueno; 5° aceptable; 6° débil.
Juan Bautista. Al tercio y vuelta.
Oscar López Rivera. Al tercio. Pitos tras aviso.
Aldo Orozco. Silencio y silencio.

Deja un comentario