HASTA DONDE NOS ESTÁ LLEVANDO LA NECEDAD: ASUNTO ARROYO.

El sainete es una pieza dramática jocosa, dice la Real Academia. Si de ahí no pasara el caso Arroyo podría hasta darnos risa, lo malo en este asunto es que el sainetito armado por el junior Pepe Arroyo y el lidercillo Fernando García, nunca ha sido jocoso y se está encaminando al drama. Cuando lo inteligente en momentos difíciles que afectan a un grupo o comunidad sería unirse, para que la sinergia que se genera produzca un efecto que es superior, ahora nuestra comunidad taurina está en riesgo inminente de una nueva fractura.
Algo más que un rumor ha trascendido en los mentideros referente a que los hasta ahora unidos subalternos, para quienes la unión precisamente ha sido tal vez su único valor o cuando menos el de mayor significado en su gremio, están a punto de partirse.
Ya bastante daño ha causado la división de los matadores, patrocinada por quien ha sido el peor castigo de nuestra fiesta Rafael Herrerías. Nada bueno ha salido de esta funesta maniobra y ahora resulta que por capricho de Arroyo y estulticia de García, se le puede causar otro hoyo a la conexión, que de todas sus líneas debería tener esta tan especial actividad para salir con bien, juntos, en estos tiempos procelosos.
Que esta grieta que se está anunciando sumada al boquete que ya tenemos, porque ganaderos y matadores cada quien para su santo, aguas! Que pá tafetanes no está la Madalena.
…remato en los medios.

Deja un comentario