24 julio, 2021

JUAN BAUTISTA A HOMBROS, TRIUNFA EN LA GOYESCA DE PUERTOLLANO.

Toros de Sancho Dávila justos de presentación descastados, desclasados y flojos, se salvo el quinto que aguanto algo más.
UCEDA LEAL, Oreja y ovación.
JUAN BAUTISTA, oreja y oreja con petición de la segunda.
CESAR JIMENEZ, silencio y silencio.

Toros de Sancho Dávila justos de presentación descastados, desclasados y flojos, se salvo el quinto que aguanto algo más.
UCEDA LEAL, Oreja y ovación.
JUAN BAUTISTA, oreja y oreja con petición de la segunda.
CESAR JIMENEZ, silencio y silencio.
Corrida para instaurar en un futuro, esa fue la justificación de Víctor Caparros empresario de la plaza buena idea que apoyamos incondicionalmente. El festejo con un cuarto escaso de plaza estuvo marcado por la endebles y el descasta miento del encierro, chico y anovillado en sus tres primeros y algo mas rematados los siguientes a pesar de eso festejo aburrido del que solo salió indemne el francés Juan Bautista que le va bien en esta comarca.
UCEDA LEAL se perdió en probaturas en su primero que no pasaba ó se quedaba a medias tintas, porfió por ambos pitones sin llegar a encandilar nada, solo algún pasaje fue jaleado fue efectivo con la espada aunque saliéndose de la suerte. Oreja. En su segundo se fue de vacío ante un animal tan soso como manso y falto de clase que mató de gran estocada como firma indiscutible de este torero.
JUAN BAUTISTA corto una oreja de cada animal si bien por el trabajo realizado y a tenor de anterior bien pudieron ser tres , el usía y la escasa petición del publico dejo en un solo trofeo una faena aseadita y digna sin más profundidades del quinto en único de Sancho Dávila que se movió mas de la cuenta, eso sí en una voltereta se dejo los pitones como brochas, en su primero se llevo una oreja en parte por la buena estocada y aguantar las feas miradas de su enemigo, lo mejor en el quinto tras la larga en el tercio y tres venas verónica y una faena por ambos pitones sin dejarse coger los engaños y de nuevo un volapié efectivo, oreja de nuevo.
CESAR JIMENEZ, paso sin pena ni gloria por la ciudad minera, desconfiado en su primero y reservado en el sexto mal con la espada a su primero que se hecho sin clavar y estocada y descabello en el sexto.

Deja un comentario