5 agosto, 2021

LA LIBERTAD Y LA “SALUD”.

NI LA menor idea del tema que hoy debo de escribir. Estos casos, y/o momentos, me gustan, oportunidad de dar libertad a los dedos y a lo que me queda de gris bajo la calva, la libertad es lo mejor que tenemos, aparte de la salud, que por cierto ejercí apenas ayer sábado, la libertad de decir salud ya que ingerí una cerveza después de casi 20 años de no hacerlo.
EL MOMENTO lo ameritaba, lo reclamaba, estábamos a solo unos pasos de los potreros que fueran propiedad de la familia Madrazo Solórzano, La Punta, la legendaria ganadería de toros bravos que tanta gloria dio a sus dueños, a sus fundadores, a los espadas nacionales y extranjeros de los años cuarenta, y cincuentas, de los cuales hoy en día se sigue hablando, triunfos de toreros machos, de tore

NI LA menor idea del tema que hoy debo de escribir. Estos casos, y/o momentos, me gustan, oportunidad de dar libertad a los dedos y a lo que me queda de gris bajo la calva, la libertad es lo mejor que tenemos, aparte de la salud, que por cierto ejercí apenas ayer sábado, la libertad de decir salud ya que ingerí una cerveza después de casi 20 años de no hacerlo.
EL MOMENTO lo ameritaba, lo reclamaba, estábamos a solo unos pasos de los potreros que fueran propiedad de la familia Madrazo Solórzano, La Punta, la legendaria ganadería de toros bravos que tanta gloria dio a sus dueños, a sus fundadores, a los espadas nacionales y extranjeros de los años cuarenta, y cincuentas, de los cuales hoy en día se sigue hablando, triunfos de toreros machos, de toreros que no reparaban en aceptar estar en los carteles donde se lidiaban esos bureles llegados a este territorio a sugerencia de don Juan Belmonte, el trianero inmortal y genio de la tauromaquia. Pero vayamos por partes ya que hemos encontrado tema para compartir…
CADA FERIA platicamos en el burladero de prensa del callejón de la plaza Monumental Aguascalientes, que excelente es darnos el tiempo para convivir al termino del serial, los presentes, mismos habitantes año con año en el espacio que nos acredita la oficina de reglamentos municipales, lo hicimos el sábado pasado, fuimos invitados por Sergio Martín del Campo a convivir en su casa, en sus terrenos, en su rancho. Sitio enormemente bonito, comimos en un espacio tipo cueva formado de manera natural entre una enorme arboleda, presentes no todos los amigos, algunos “son tan valientes” que deben de estar presentes en sus diferentes puestos de trabajo, por lo mismo parece me contradigo al mencionar “que todos”, todos nos pusimos de acuerdo, no todos asistieron, pero la comadrería si existe, cuando menos en ese amplio espacio, aunque… aunque el elitismo de la pluma y voz esta fuera de “nuestro entablerado lugar”. Y que lastima, no saben de la que se pierden, bromas, platica más que amena, debates, comilitona, salsas, frijoles, carne asada, papas con queso, mole con arroz, papas con chorizo, mas salsas picantes, cervezas, de las cuales yo di cuenta de una, agua de sabores que supuestamente son frutos logrados en la azotea de don Francisco Vargas, de mangos, de jamaica y hasta de arroz para preparar la sabrosa horchata endulzada con la cosecha de su propios ingenios del piso más alto del lugar donde manda su señora esposa, el hogar familiar.
PERO NO solo dimos cuenta de las viandas, hicimos bromas, hablamos de recuerdos, también charlamos seriamente sobre la situación por la que atraviesa la fiesta a nivel mundial, dimos seriamente cada uno nuestro punto de vista, óptica en la cual coincidimos en notar que está en pleno crecimiento, y fortalecimiento de los diestros aztecas. Desde luego que cual militares nos pusimos de pie, imaginativamente, al sonar los nombres de todos los toreros actuales, los que están apuntando para disparar su artillería pesada cuanto están en el frente de batalla. Con sumo respeto escuchamos a la señora madre de nuestro anfitrión, misma que vivió los últimos años de esplendor de los punteños campos que estaban a nuestro alcance visual, “y peatonal”, las anécdotas ocupadas nos hicieron imaginar esa riqueza moral y tauro-espiritual de quienes de nuestra fiesta hicieron bonanza, ahora tan escasa que estuvimos a punto de perderla, el rescate parece ha llegado cuando el agua ya nos llegaba más arriba del cuello. Agradables tardes que esperamos se repitan, que en ellas participen más amigos, mas criterios de los cuales palabra que aprendemos, que la convivencia de este tipo no nos da ni nos quita el respeto y fidelidad a nuestras casas editoriales, todo lo contrario, con estos acercamientos hemos notado que el respeto se da cuando cada uno de nosotros tenemos fijo nuestro ideal y no andamos del tingo al tango, que el respeto existe entre nosotros y de ahí la confianza de ser abiertos en nuestros criterios al escribir.
REGRESAMOS YA de noche, ya con la oscuridad encima, viendo antes el atardecer rojizo que inspiro a cineastas norteamericanos a filmar en esas cercanías la película “El Ultimo Atardecer” a principios de 1960, con actores de la talla de Rock Hudson, Kirk Douglas, Dorothy Malone, Carol Lynley, Joseph Cotten, Regis Toomey, Jack Elam, Rad Fulton y Neville Brand que fueron huéspedes ocasionales de la hacienda en cuestión y cuentan quedaron enamorados de la morfología del toro bravo, los punteños corpulentos y de enormes morrillos. Un suspiro se nos hizo la mentada convivencia, pero desde estos momentos ya estamos inventando pretextos para provocar una invitación mas, esta será desde el desayuno para tener más tiempo de continuar conociendo la historia desconocida de los habitantes que tuvieron la fortuna de ver el esplendor de la ganadería. Gracias doña Josefina, gracias Lupita y gracias Sergio, gracias Panchito y familia, gracias Paco de la O y señora, la tarde fue de triunfo, en esto estarán de acuerdo conmigo. Por último.
EL PARTE expedido en la enfermería del mayor coso del mundo, hablo de seriedad y categoría, el de Las Ventas de Madrid, y es de la grande cornada que Ignacio Garibay Zepeda sufrió ayer en ese lugar… Las notas llegadas de España dicen que dejó caer las faenas pero su labor fue aceptable. Garibay fue volteado de fea manera y resulto herido, aquí la información enviada de la herida… Parte médico de Ignacio Garibay: Ignacio Garibay fue reconocido en la enfermería de… “Herida por asta de toro en tercio medio del muslo derecho de 25 centímetros que causa destrozos en músculos tensor, vasto y recto, salida tercio superior. Pronóstico grave”. Doctor Máximo García Padrós… Nos Vemos.

Deja un comentario