1 agosto, 2021

LA LOCURA DE PABLO LÓPEZ MONREAL…

ASITIMOS AL desayuno al que convocó la empresa local para “dar a conocer” lo que ellos mismos publicitaron desde el miércoles pasado, los carteles de la feria 2011. La única sorpresa fue conocer que mi estimado Alfonso López Monreal es el autor de la pintura que engalanará la publicidad que circulara avisando eso, la feria que inicia el sábado 23 de abril y terminara el 15 de mayo, después de presenciar 12 corridas de toros, dos novilladas y un festival con toreros retirados. Sobre el oleo, su autor y su locuaz retoño.

ASITIMOS AL desayuno al que convocó la empresa local para “dar a conocer” lo que ellos mismos publicitaron desde el miércoles pasado, los carteles de la feria 2011. La única sorpresa fue conocer que mi estimado Alfonso López Monreal es el autor de la pintura que engalanará la publicidad que circulara avisando eso, la feria que inicia el sábado 23 de abril y terminara el 15 de mayo, después de presenciar 12 corridas de toros, dos novilladas y un festival con toreros retirados. Sobre el oleo, su autor y su locuaz retoño.
ALFONSO ES nativo de la ciudad de Zacatecas y les cuento algo, muy poco, de quien es este artista y sus logros. Maestro de grabado en la Escuela Massana de Artes y Oficios y en el National College of Art and Design, de Dublín, Irlanda, director del área de restauración en el Museo Pedro Coronel y director del Taller de Grabado Francisco Goitia. Tiene más de 30 exhibiciones a lo largo de Irlanda, Europa, Estados Unidos y México. Ilustró el libro ¨The Heart of Europe¨. Entre sus premios ha recibido la medalla y el Premio de Artes Visuales de The Arts Council y pintó el oleo de las carteleras de la feria de su terruño hace tres años, en el año 2000 fue nombrado miembro de la Academia de Artes de Irlanda, llamada Asdoana, como único miembro extranjero, posteriormente ganar la Medalla Goya de la Bienal Iberoamericana de Gráfica en el aniversario del natalicio del gran pintor y taurino, don Francisco de Goya y Lucientes, hoy Poncho es el director en Zacatecas del Núcleo ISSSTEZAC de Cultura en donde su labor es primordialmente con niños de primaria, acercándolos a las bellas artes, pero… Pablo, uno de sus hijos, ya se infectó de los gustos toreros de su señor padre.
PABLO VIVE en Irlanda y se da sus mañas, por cierto de maneras correctísimas, y pasar buenas temporadas entre nosotros, y solo para asistir a diferentes cosos donde disfrutar su desmedida afición y torear en el campo lo que se pueda. El pasado mes de agosto solicitó a su padre le obsequiara “algo” para calamar su gusto, Alfonso se puso en contacto con cierto ganadero y se hizo de un toro con más de 400 kilos, desde luego esperando a que Pablo se retractara y se olvidara de capotes y muletas al conocer el volumen del regalito. Craso error, el imberbe torero salió como si buscara ganarse un lugar en las corridas de su tierra. Sin embargo, y a pesar de las negras, pero muy sanas y normales defensivas ideas paternas, Pablo entiende que por delante va su preparación escolar, que la lleva en Irlanda, y no la descuida.
ELLOS HICIERON acto de presencia en el mencionado desayuno y fue ahí en donde conocí el grado tan alto de descompostura mental, vulgo locura, que puede causar el estar enamorado de esta fiesta a esa edad, Pablo “ya debuto” en la misma madrileña plaza de Las Ventas, sí, sin visa y sin contrato… y sin ir a la cárcel, simple y sencillamente, elegantemente vestido de charro, bajó al sagrado ruedo y esto fue dar derechazos y naturales. Lógico que esto se dé al término de un festejo. El grado tan alto de descompostura mental, vulgo locura. Bendita juventud, bendita afición, bendita sanidad de sueños, eso, eso es tener afición. Y ahora hablemos de la novillada que veremos mañana.
ALEJANDRO LÓPEZ, Oscar Amador y Alejandro Enríquez son quienes componen el cuarto cartel de la temporada local. La materia prima, los novillos de doña Celia Barbabosa están en las corraletas del viejo coso de Aguascalientes, el del pueblo de San Marcos, hoy ya un barrio más de esta capital, el mismo al que llega el aroma de las plantas del vecino jardín que le da nombre, fragancias que los recurrentes a esos rumbos conocemos desde que éramos niños y hoy de adultos esperamos se vuelvan a mezclar con faenas con tufos de toreros grandes, que los inciensos de la alegría corran a decir que en su ruedo hay novilleros de verdad y que nos regresen a la mente esas faenas que vimos emocionados de hombres de la talla de don Alfonso Ramírez Alonso, “El Calesero”, del toreo tridimensional de don Manuel Capetillo, de las valerosas faenas de don Antonio Velázquez y de tantos hombres que pasaron por este sacrosanto recinto.
CUARTA NOVILLADA y los atractivos puestos para los dos festejos menores de feria, los de triunfadores, no tienen candidatos a llenar las carteleras… Nos Vemos.

Deja un comentario