24 julio, 2021

LLEONART DEJA EL SITIO A RAMOS.

El matador de toros castellonense Diego Lleonart ha tenido que decir adiós a la primera ocasión que se le presentaba de torear ante sus paisanos, tras su alternativa. Lamentablemente el hecho se debe a una enfermedad que afecta a su médula espinal y que, en el mejor de los casos, le tendrá apartado de los toros durante una larga temporada.
No obstante, confiamos en que la fortaleza y juventud de nuestro paisano le devuelvan pronto a los ruedos, para que tenga, al menos, la oportunidad de reivindicarse ante la afición de su tierra. Que sea el toro y no la salud la que marque su destino.

El matador de toros castellonense Diego Lleonart ha tenido que decir adiós a la primera ocasión que se le presentaba de torear ante sus paisanos, tras su alternativa. Lamentablemente el hecho se debe a una enfermedad que afecta a su médula espinal y que, en el mejor de los casos, le tendrá apartado de los toros durante una larga temporada.
No obstante, confiamos en que la fortaleza y juventud de nuestro paisano le devuelvan pronto a los ruedos, para que tenga, al menos, la oportunidad de reivindicarse ante la afición de su tierra. Que sea el toro y no la salud la que marque su destino.
Esperamos que, más pronto que tarde, lleguen noticias alentadoras y podamos darles cumplida información de su total recuperación. Suerte Diego.
Caído del cartel de Vall d’Alba Lleonart, el hueco ha sido rellenado por Paco Ramos, en una decisión que hace justicia a este matador y a su entrega diaria para mantenerse en forma y luchar por conseguir nuevas oportunidades.
Paco es un torero que, como muchos otros en nuestro país, no cuenta más que con su capacidad y sus ganas de triunfar y lo demuestra cada tarde que le ofrecen.
Lamentablemente las actuaciones no suceden con la frecuencia que todos desearíamos.
Torear en Vall d’Alba, aunque sea a través de una sustitución, es un premio justo a su quehacer diario y puede suponer un nuevo paso para volver a ocupar uno de los puestos de la próxima Magdalena, lo que supondría una oportunidad inmejorable para intentar relanzar su carrera. Sin duda, si alguien se lo merece es él y un servidor se alegrará sinceramente, porque además de un torero serio y solvente, Paco es una excelente persona, y eso también debe tener su recompensa.
Las sustituciones, pese a no ser nunca deseables, por lo que suponen hacia el titular del cartel, tienen, en muchas ocasiones, la capacidad de hacer justicia y en más de una ocasión han servido para lanzar carreras y para reivindicar toreros que, de manera muchas veces injusta, han quedado fuera de los carteles.
Todos recordamos la tarde en la que un jovencísimo Soler Lázaro entro en la Feria de la Magdalena como novillero, sustituyendo a Rivera Ordóñez frente a una de Jandilla, y acabó como una de los triunfadores del ciclo, con petición de indulto incluida. Una tarde que le sirvió para convertirse en uno de los novilleros predilectos de la afición castellonense y que le dio la fuerza suficiente para iniciar una prometedora carrera.
Vall d’Alba no es Castellón ni tiene su repercusión, pero aquí todo cuenta, hasta los tentaderos.

Deja un comentario