24 julio, 2021

LOS YEBENES, TOLEDO, LUIS BOLÍVAR Y DAVID MORA FAENAS ANTOLOGICAS.

Los Yebenes, Toledo. Toros de El Ventorrillo, tercero premiado con la vuelta al ruedo de muy buena presentación y juego a excepción del sexto peligroso y cuarto masacrado en el caballo, el resto de nobleza y clase. El Cordobés, dos orejas y división; Luis Bolívar, dos orejas y dos orejas y rabo; y David Mora, dos orejas y rabo y ovación. Casi tres cuartos de plaza en tarde de mucho calor.

Los Yebenes, Toledo. Toros de El Ventorrillo, tercero premiado con la vuelta al ruedo de muy buena presentación y juego a excepción del sexto peligroso y cuarto masacrado en el caballo, el resto de nobleza y clase. El Cordobés, dos orejas y división; Luis Bolívar, dos orejas y dos orejas y rabo; y David Mora, dos orejas y rabo y ovación. Casi tres cuartos de plaza en tarde de mucho calor.
El coso portátil de Los Yébenes es fijo porque así lo quiso su Ayuntamiento y la verdad que está cómodo limpio y bien cuidado, tanto el graderío como, ruedo y aledaños todo un buen ejemplo para que otras poblaciones tomen ejemplo. Se presentaba un cartel de toros de la tierra de Fidel San Román bajo el nombre del Ventorrillo que pastan a muy pocos metros del coso Yebenero no podían defraudar y así fue, excelente presentación y juego.
De los toreros, uno pasó muy de puntillas y salió incomprensiblemente en hombros Manuel Díaz El Cordobés por una faena sin contenido y riesgo ante un noble toro que pedía carnet de torero con ganas y hoy Manuel pareció venir de vacaciones y acompañar, eso sí amable lleno de complicidad con los tendidos y se encontró con dos orejas sin saber cómo después de una faena insulsa y donde el salto de la rana a petición del respetable fue todo su bagaje después de un pinchazo feo saliéndose y estocada tendida, su segundo se masacro en el caballo quedando imposible para la lidia y tan felices.
Luis Bolívar el colombiano dio todo un recital de honradez y toreo caro, desde su toreo a la verónica rematado bien en los medios y un comienzo de faena con pase cambiado de alto riesgo, construyo una faena por ambos pitones cargando la suerte alargando la embestida y templando como mandan los cánones, se prodigo en molinetes que hicieron recordar al maestro Ponce y una manoletinas muy ajustadas para estocada tendida y dos orejas. Su segundo un toro con una lidia complicada en los dos primeros tercios parecía que no daba juego y Luis lo metió en el canasto de salida rodilla en tierra lo saco a los medios y allí dio todo un recital de templanza y ganas, rematando muy atrás las series por ambos pitones tres de una factura elevada y un final por bajo flexionado de una belleza extraordinaria y la estocada atracándose para pasear el rabo con justicia.
David Mora esta de nota, vimos al torero que está en racha, que no en suerte, un día puede valer el resto, como hoy y otros tantos días es a base de jugársela y hoy fue otro más, que elegancia en las formas que disposición y que forma de entender el toreo, la plasticidad, la forma de cargar la suerte y vaciarla que es más complicado aún, cuajo a su enemigo en tandas de naturales súper lentas ceñido y cruzado a la vez, pases para pintura, andar para escultores, parecerán frases impropias pero amigo para bordar el toreo hay que hacer lo que hoy hizo David Mora, torear a secas sin trampa y sin ventajas y volcarse en la suerte suprema para enterrar el acero y así sí se pueden pasear los trofeos y pedirlos, justo premio a tan importante obra. El sexto fue todo un regalito con peligro sordo y a la vez palpable el de Borox no escatimo un ápice y se la jugó, esta, sin suerte pero con casta y vergüenza, la espada tuvo la culpa y la ovación el premio.

Deja un comentario