MEDELLÍN, SÉPTIMA DE FERIA, “EL CID” CUATRO OREJAS Y UN RABO.

Indultado el quinto con un comportamiento en segundo y tercer tercio extraordinario, vuelta al ruedo del ganadero Dr. Miguel Gutiérrez.
MONUMENTAL DE LA MACARENA ÚLTIMA CORRIDA DEL ABONO.
Sábado 19, febrero.
TARDE APACIBLE SOLEADA.
ENTRADA. POCO MÁS DE MEDIA PLAZA.
LA PRESIDENCIA. Demasiado permisiva con el rabo de “El Cid”, con la oreja de Bolívar y con la vuelta al ruedo del sexto; lo había merecido el segundo.
INCIDENCIAS. El subalterno Jairo Gómez, dinastía de toreros, se cortó la coleta; fue su última corrida.
DESTACABLE. El buen momento de “El Cid y el extraordinario comportamiento de el quinto de la tarde en el segundo y tercer tercio.
6 toros de la ganadería de Ernesto Gutiérrez de buena presentación, de desigual juego, en el tipo de la casa, encaste santacoloma-murube. Segundo aplaudido; sexto vuelta. Indultado el corrido en quinto lugar de nombre “Talabartero”, # 94, de 472 kilos, muy noble, repetidor y mucha fijeza en segundo y tercer tercio.
Pesos.- 517 – 474 – 459 – 463 – 472 y 505 kilos.
VÍCTOR PUERTO de verde manzana y oro, silencio y ovación.
MANUEL JESÚS “EL CID” de verde botella y oro, dos orejas y dos orejas y rabo simbólicos al ser indultado su oponente.
LUÍS BOLÍVAR de celeste y oro, silencio y una oreja.
PUERTO ha vuelto a pechar con el peor lote, durante toda la campaña americana no le ha favorecido la fortuna con los sorteos. Su primero, un toro alto de agujas, con poquito cuello, no humillaba y con embestida muy descompuesta, voluntarioso y con deseos de agradar. Dos pinchazos y una casi entera.- El cuarto muy suelto, sin emplearse y aquerenciado en tablas, poco o nada permitía. Víctor con oficio lo intentó consiguiendo algún muletazo suelto de buena factura. Alargó en exceso la faena que enfrió el ambiente. Una entera trasera.
“EL CID” desde que se abrió de capote para instrumentar unas verónicas y delantales de ensueño, nos dejó patente su intención de ir a por todas. Le tocó el mejor lote del encierro. Su primero, en la línea Santa Coloma, con un pitón izquierdo primoroso, el de Salteras desplegó una faena por naturales antológicos; templados, largos, hondos, limpios y algunos lentísimos; sobresalió un trincherazo de autentico lujo, vaya para enmarcarlo; inmenso el sevillano, con el aplomo del torero grande y serio.
Entra muy derecho agarrando una hasta la empuñadura ligeramente trasera y tendida, cumplimentada con un certero golpe de verduguillo, para escuchar una sonora ovación y recibir las dos orejas. El quinto, el indultado, tuvo un comportamiento solo aceptable en el primer tercio; sin embargo se fue arriba en banderillas y rompió a buenísimo en la muleta. Manuel se acopló con el burel y compusieron una bellísima sinfonía taurina con circulares largos, lentos, profundos; los naturales de los más altos quilates. El soberano entregado con toro y torero, disfrutando de los pasajes más primorosos y excelsos de la feria. Las muñecas de “El Cid” parecen elásticas para rematar los muletazos por bajo. En los tendidos el delirio… ¡Torero, Torero!, ¡Toro, Toro¡. La grandeza de la fiesta se hace presente cuando en el albero está el rey, el toro-toro.- La presidencia indultó y los tendidos estallaron en una estruendosa ovación.- Decidió otorgar, en un gesto demasiado permisivo, los máximos trofeos; hacia 50 años que en La Macarena no se concedía un rabo. Con las dos orejas hubiera sido perfecto. Manuel Jesús se erige cómo el triunfador absoluto de la feria 2011 y probablemente de la temporada taurina colombiana.
BOLÍVAR, a pesar de haber paseado una oreja del sexto, deja una pobre impresión; falto de confianza o de seguridad, no termina de romper y acoplarse con sus oponentes. Despliega voluntad y deseos, pero muy poca firmeza en la arena; exceso de enganchones, demasiados pasitos para detrás y toreando por las afueras, rematando por arriba. Con esa actitud y desempeño lo puede pasar muy mal en la temporada española que ha de afrontar en apenas quince días en tierras castellonenses y con los toros de Victorino Martín.

Deja un comentario