28 julio, 2021

MEJORA, POR MUCHO, JOSELITO EN EL SEXTO…

Manso y con ganas de saltar es el que cierra plaza y que es para Adame, de grana y oro. “Guitarra” le han puesto de nombre, siguiendo la línea de Alcurrucén que es la de bautizarlos con el patronímico de la madre. A la suerte de varas, seis veces barbeó las imponentes tablas de Las Ventas, de color marrón, estribo blanco y canaleta en gris, haciendo incluso que se matador le persiguiera por medio ruedo cuando cruzó de un lado a otro sólo para poner el hocico arriba de la última madera, amenazando con buscar el callejón.

Manso y con ganas de saltar es el que cierra plaza y que es para Adame, de grana y oro. “Guitarra” le han puesto de nombre, siguiendo la línea de Alcurrucén que es la de bautizarlos con el patronímico de la madre. A la suerte de varas, seis veces barbeó las imponentes tablas de Las Ventas, de color marrón, estribo blanco y canaleta en gris, haciendo incluso que se matador le persiguiera por medio ruedo cuando cruzó de un lado a otro sólo para poner el hocico arriba de la última madera, amenazando con buscar el callejón.
Brindis a sus padres, que ocupan una barrera del tendido del cuatro que junto a un buen número de mexicanos, y en particular aguascalentenses, andan ondeando banderas e ilusiones, como las de Joselito que se hace del toro en las tablas evitando que se escurra y tirando del mismo hasta en cuatro ocasiones con la derecha antes de rematarle con el de pecho. El toro se ha fijado en el torero, que le enseña de largo la muleta para ligar de nuevo derechazos y en un momento que se queda en la suerte, viene la inventiva del torero que en un ajustado cambio por la espalda le da salida por alto, a cambio da plausos madrileños. Indudablemente, Adame le ha podido más a este su segundo que al primero. Condiciones diferentes: este pide más en cuanto a pisarle terrenos, aquel que aprovecharan sus embestidas. Pasado el natural momento emotivo crítico de la confirmación, viene con reposo el mexicano para basar su faena derechista en innegable valor. Compás abierto, cargando la suerte en los riñones, no ha dudado en exponer para intentar iniciar, por la espalda, muletazos compuestos en redondo para finalizar su comparecencia en Las Ventas. Remata la faena con la misma moneda: en redondo, algo que se ha visto mucho este año en Madrid porque lo hacen los mexicanos y lo aprendieron, en nuestra tierra, los españoles. Algunos protestan, porque lo consideran fuera de la pureza que aquí se exige, pero al final de cuentas, es adorno que viste la entrega y valor del paisano. Dándole la salida a los medios, afuera de la segunda línea del tercio, le dejó tres cuartos en lo alto que hacen caer el toro sin puntilla. Alguien, por acá recuerda las medias de Ordoñez. Con los brazos en alto, en los medios, recibe el aplauso unánime: desde el Rey hasta sus padres, pintando de blanco en parte los tendidos que por falta de unificarse en criterio no justifican de Presidencia otorgarle la oreja. Otro hidrocálido que está a punto de lograr lo que sólo ha hecho, entre los paisanos, Rafael, “El Volcán de Aguascalientes” que fue el primer mexicano en cortar oreja en la Feria de San Isidro, con el toro de su confirmación.

Deja un comentario