5 agosto, 2021

OCIO Y NEGOCIO… SANTA MARÍA DE XALPA.

La ganadería de Dolores Hidalgo en Guanajuato, se fundó en el año 2000 por los socios Benigno Pérez Lizaur y Miguel Valladares, con ganado del encaste Parladé de la línea Domecq, de ascendencia pura española, aunque nació y creció en el Centro de Recría de la Fundación Produce en Tlaxcala con reses aportadas por Joselito y Martín Arranz en 1996.

La ganadería de Dolores Hidalgo en Guanajuato, se fundó en el año 2000 por los socios Benigno Pérez Lizaur y Miguel Valladares, con ganado del encaste Parladé de la línea Domecq, de ascendencia pura española, aunque nació y creció en el Centro de Recría de la Fundación Produce en Tlaxcala con reses aportadas por Joselito y Martín Arranz en 1996.
Con 80 vacas y 6 sementales se dio origen a Santa María de Xalpa y su presentación fue el 4 de mayo de 2002, en la plaza Vicente Segura de Pachuca con nueve toros, uno de los cuales fue buena materia prima para El Juli, que consiguió dos orejas.
El concepto de los ganaderos es claramente la variedad en el campo ganadero mexicano, dominado por la ascendencia del Marqués del Saltillo y San Mateo, y presentar astados que en España, representan la mayoría, pero que en México son poco frecuentes.
La seriedad de su trapío y su casi permanente acometividad le han valido triunfos en la México, recientemente en Guadalajara y el 1 de abril en Puebla, dónde un encierro muy emotivo de la dehesa propició el triunfo de El Capea y El Payo que salieron a hombros, aunque desafortunadamente resultó herido Arturo Macías, dolorosamente en el escroto, pero ya se recupera y tiene la mira en Aguascalientes.
Así las cosas, gusto da relatar que la perseverancia en el concepto ganadero de Santa María de Xalpa, le va abriendo espacios en nuestras plazas con base en la emotividad y seriedad de sus toros, lo cual debe ser motivo para que la ganadería ocupe el lugar que se ha ganado en carteles de postín en México.

Deja un comentario