24 julio, 2021

PACO MADRAZO Y MANOLO MARTÍNEZ… 15 AÑOS DESPUES.

16 DE agosto de 1996, 16 de agosto de 2011… Llevaba un saco azul al ingresar al sanatorio en La Joya, California, entró caminando, después de varias horas salió en un ataúd, lo recuerdo muy bien, ambas escenas vistas por televisión se quedaron grabadas en mi mente, creo que para siempre. Estoy viendo a Manolo Martínez inerte y pálido dentro del féretro, también tomado por las indiscretas cámaras, ese mediodía esperábamos llegara a la funeraria, el cuerpo de otro amigo fallecido ese mismo día muy de mañana, Paco Madrazo Solórzano, ganadero heredero de “La Punta”

16 DE agosto de 1996, 16 de agosto de 2011… Llevaba un saco azul al ingresar al sanatorio en La Joya, California, entró caminando, después de varias horas salió en un ataúd, lo recuerdo muy bien, ambas escenas vistas por televisión se quedaron grabadas en mi mente, creo que para siempre. Estoy viendo a Manolo Martínez inerte y pálido dentro del féretro, también tomado por las indiscretas cámaras, ese mediodía esperábamos llegara a la funeraria, el cuerpo de otro amigo fallecido ese mismo día muy de mañana, Paco Madrazo Solórzano, ganadero heredero de “La Punta”, la dehesa que antiguamente se peleaban las figuras, ellos, los dos, murieron el mismo día, primero Paco, al amanecer de un día como hoy pero del año de 1996, Manolo horas más tarde, el mismo día, día negro para los taurinos, días que tienen que llegar tarde o temprano…
TODOS CONOCEMOS la trayectoria del nacido en Monterrey, Nuevo León, Manolo Martínez Ancira, que dejó la comodidad en la casa para ir en busca de hacerse torero, que fue Pepe Luís Méndez su primer apoderado y quien lo catapultara a la fama, que Manolo tenía desde sus inicios una intuición nata, templaba y ayudaba a sus enemigos haciendo ver muy fáciles sus faenas, su lentitud al andar en el ruedo e ir estructurando sus faenas fue por todos conocido, principalmente en México, en España no logró lo que de él se esperaba pero peleó las palmas en su propia tierra a las figuras de esos tiempos de maneras muy dignas y correctas… Manolo despertó pasiones como hacía muchos años no se veían en cosos mexicanos, fue quien tomo la estafeta que iban dejando toreros de la talla de Manuel Capetillo, Joselito Huerta, Juan Silveti, Alfredo Leal que estaban en la fase final de sus carreras, alternó con ellos una vez que don Lorenzo Garza Arrambide y Humberto Moro Treviño le convirtieron en matador de toros en la ciudad de Monterrey, “El Ave de las Tempestades”, Garza, volvió a los ruedos solo para eso, para otorgar la alternativa a una promesa taurina que desde esa misma tarde se hospedó en el gusto de la inmensa mayoría de los aficionados mexicanos… Polémico lo fue Manolo Martínez, fue una figura indiscutible, causo pasiones, causo y provoco fuertes broncas, fue figura que marca una época, un antes y un después y que hoy recordamos con sumo afecto, con la misma emoción que lo hacemos con Paco Madrazo, ultimo propietario de esa familia en dirigir “La Punta”, coincidencias de la vida, quien imaginaria que morirían el mismo día y con solo unas pocas horas diferencia, el reloj es lo de menos, lo que cuenta es lo que nos legaron, su amistad, su taurinísimo, por todo esto hoy a 15 años de su partida les recordamos con afecto y esperando estén sentados a la vera del Creador… Nos Vemos.

Deja un comentario