16 septiembre, 2021

PORQUE TANTO BRINCO ESTANDO EL SUELO TAN PAREJO, EL PAYO.

Una raya más al tigre no se le nota…
Una vez más, Octavio García El Payo se ve envuelto en situaciones incomodas que generan polémica, al grado de verse en medio por segunda vez en menos de un mes, en amenazas y golpes.

Una raya más al tigre no se le nota…
Una vez más, Octavio García El Payo se ve envuelto en situaciones incomodas que generan polémica, al grado de verse en medio por segunda vez en menos de un mes, en amenazas y golpes.
Echando una mirada retrospectiva a su corta carrera, desde un principio demostró tener patas pa´gallo, al contar con buenas cualidades que puliendo y toreando con regularidad, las posibilidades de ser un buen torero las tenía de su parte.
Para ello, el abogado Julio Esponda al frente de una sociedad, hispano mexicana, y a la par con los españoles Martin Arranz y el matador de toros en el retiro Joselito Arroyo, quienes tomaron la iniciativa de formar el grupo conocido como Tauromagia, con la idea de sacar un o varios toreros mexicanos, para renovar la tan gastada baraja taurina azteca.
Para ello, contaron con la dirección técnica del matador de toros Carlos Neila a quien apoyaba de una forma definitiva Juan Cubero, un subalterno de gran prestigio y ambos de origen español con el matador de toros acalitano en el retiro Armando Mora.
Ilusionados, taurinos, ganadero y toreros, pusieron manos a la obra y pronto reunieron un grupo de chavales como Víctor Mora, Mario Aguilar, Octavio García, El Payo, y Mario Aguilar, los que habían formado parte de una de las cuadrillas de niños toreros existente en Aguascalientes.
Pronto varios de ellos ya estaban toreando tentaderos por doquier, tanto en España y México, menos Mora, a quien siempre dejaron como novia de rancho, mas cuando ya debutados tanto en nuestro país como en tierras ibéricas, de pronto surgió un problema con El Payo, el que incluso en una especie de deserción, se alejo de Saldívar y Aguilar, indicándose la existencia de ciertos problemas, de los cuales no se dijo mas.
Al paso de los días, dimitió Neila, dejando todo en manos de Cubero, quien al tiempo decidió separarse de Tauromagia, de una forma sorpresiva y sin una clara explicación, aunque se rumoraron varias versiones que involucraban el difícil carácter de El Payo.
Al quedar acéfalo, artísticamente el grupo, se desvincularon sin dar a conocer un motivo especifico tanto Martin Arranz como Joselito, los que a la distancia miraban el desarrollo de los novilleros, pero interviniendo solo por la periferia, hasta que llego el momento en que ya ni se les menciona dentro del grupo iniciador.
Mas la carrera, especialmente de Octavio, ha ido marchando entre notorios altibajos, no obstante sus grandes cualidades, sin mantener una constante, y así como da una tarde de gran calado, en otra se estrella con estrepito ante el fracaso. Y solo basta mirar el resultado de sus dos actuaciones durante las corridas de aniversario en la México, en contra a la gran tarde que brindo en Guadalajara apenas el domingo pasado.
Aunado a ese desconcertante desempeño dentro y fuera del ruedo, un periodista capitalino se quejó a finales del mes pasado de los insultos y amenazas de que fue objeto por parte de El Payo, claro, este extraño escribidor, tiene por costumbre hacer blanco de sus hirientes y mal intencionados comentarios a ciertos toreros, incluidos El Cejas y El Payo, pero de que el niño es risueño y haciéndole cosquillas, ni hablar.
Su más reciente “gracia”, involucró a Carlos Neila y a José Mauricio y su administración, en el callejón de la plaza de Guadalajara, donde a punto estuvieron de llegar a las manos, tomando como pretexto un quite de por medio, que fue la gota que derramo el bazo, porque en realidad, la intervención del queretano en el toro del otro torero, no fue más que el pretexto para que más tarde en el hall de un hotel, se cobraran viejas cuentas Mario Zulaica y el propio Neila, estando de por medio un lio de faldas entre El Payo y el torero El Canelo.
Por cierto, nos hemos enterado que Zulaica ha dicho que le va a partir la m… a los periodistas de Aguascalientes, según nos lo comentó un compañero bajito y güerito. ¡Ay que mello!.

Deja un comentario