24 julio, 2021

ROBLEÑO TRIUNFA CON LOS VICTORINOS EN LA ÚLTIMA DE FERIA EN GRANADA.

Granada, 26 de junio, octava del abono de la Feria de Corpus 2011.
Después de 22 años volvían los Victorinos a la monumental de Frascuelo para cerrar la feria de 2011. El de Galapagar ha traído un encierro de cinqueños de presentación intachable, todos fueron aplaudidos de salida, y juego característico, que no ha defraudado a los aficionados que ocupaban algo menos de la mitad del aforo.

Granada, 26 de junio, octava del abono de la Feria de Corpus 2011.
Después de 22 años volvían los Victorinos a la monumental de Frascuelo para cerrar la feria de 2011. El de Galapagar ha traído un encierro de cinqueños de presentación intachable, todos fueron aplaudidos de salida, y juego característico, que no ha defraudado a los aficionados que ocupaban algo menos de la mitad del aforo. Destacó el quinto, por su calidad y nobleza, con el que Ferrera ha estado muy entregado y le ha realizado una faena rotunda de mano baja. Robleño ha derrochado valor en sus dos oponentes y Padilla hoy no ha tenido su tarde. Cuando se acude a ver este tipo de encaste se sabe a lo que se viene, son toros de los que piden el carné a los toreros, y el aficionado de verdad le da importancia a todo lo que se haga en la cara de estos albaserrada.
A Juan José Padilla (rosa y azabache) le ha correspondido el lote menos lucido. Abrió plaza “Boticario”, un negro entrepelao, que acudió al caballo dos veces y empujó con fijeza. El tercio de banderillas, que compartió con Ferrera, no fue brillante. A la muleta acudía sin terminar de humillar ni dar facilidades y haciéndose de rogar sobre todo por el pitón izquierdo, volviéndose con una rapidez que cazaba moscas. Hasta en cinco ocasiones pinchó con la espada, pues el burel levantaba la cabeza en el embroque y no le dejaba meter la mano, lo finiquitó de descabello certero. Palmitas.
Su segundo, “Gargantillo”, negro mulato, manseó en el caballo, al que derribó en su primer encuentro de un franco arreón, y no se empleó en sus tres entradas posteriores, saliendo de naja. El de Jerez de la Frontera tan solo pudo lucirse en banderillas, cuadrando en la cara, pues con la muleta el burel acudía cabeceando sin fijeza y dando arreones y, como no lo vio claro por ningún sitio, tiró por la calle de en medio y se fue a por el acero. Sartenazo y fuerte división de opiniones.
Antonio Ferrera (malva y oro), se ha llevado el mejor lote del encierro. Saludó a “Correlindes”, un negro entrepelao bragao, con un puñao de verónicas rematadas con media, difícil en este encaste. Tras dos puyazos, compartió banderillas con Padilla y destacó un gran por los adentros. Brindó al público su faena de muleta de mano baja a la que el albaserrada acudía pronto y humillado pero que había que tragarle por los ocasionales recortes del pitón izquierdo que le daban picante y emoción. Dos pinchazos y un sartenazo finiquitaron al morito que se aplaudió en el arrastre, mientras el coleta recibía fuerte ovación en el tercio.
“Olivero”, negro, salió en quinto lugar y ha hecho bueno el dicho. Verónicas de recibo y un puyazo precedieron a un tercio de banderillas en el que destacó un par muy comprometido por los adentros de gran emoción. Bien lidiado por Domingo Siro. La embestida humillada, noble y con clase del albaserrada posibilitó una faena profunda de mano baja con temple despaciosidad y mando por el pitón izquierdo, único posible, pues el derecho no tenía ni uno. Estocada al encuentro muy caída. Oreja y fuerte petición de la segunda. Palmas al toro y pitos al usía.
Fernando Robleño (tabaco y oro), nuevo en esta plaza, ha estado muy valiente y entregado toda la tarde. Recogió a “Corretón”, cárdeno bragao meano, con verónicas y media. Desconcierto en banderillas, pues el toro se orientó y media mucho. El madrileño tuvo que tragarle, pues, aunque comenzaba humillando, en mitad del embroque levantaba la cara y cortaba el recorrido, lo que le daba emoción al trasteo. Con el estoque pinchazo y volapié a ley que deja espada arriba entera. Oreja de peso y palmas al toro.
A “Pacotillo”, cárdeno oscuro entrepelao, lo ha saludado con doblones vistosos. Buen puyazo de Doblado que fue aplaudido al despedirse. “El Ecijano” puso dos pares magníficos, el respetable le obligó a desmonterarse e invitó a su compañero. Brindó al público el toro que cerró la feria, al que toreó con la muleta arrastrada desde el principio, respondía el burel con humillación. Con el curso del trasteo se ha ido orientando y cortando el recorrido, exigiendo nuevamente al madrileño a tragar, a lo que ha respondido sin amilanarse en ningún momento. Dos pinchazos y volapié que dejó estocada entera de efecto fulminante. Oreja y palmitas al toro.
RESUMEN: última de abono de la feria de Corpus de Ganada 2011. Encierro completo de Victorino Martín de presentación intachable, aplaudidos de salida, y comportamiento característico del encaste Albaserrada. Primero complicado, segundo bravo y con clase, tercero orientado, cuarto manso, quinto bravo y noble y sexto desarrolló sentido. Padilla palmitas y división, Ferrera ovación y oreja, Robleño oreja y oreja.

Deja un comentario