29 julio, 2021

“SI LAS COSAS SE COMPLICAN CABE LA POSIBILIDAD DE QUE PIERDA LA PIERNA DERECHA”.

El torero sevillano, de 80 años, podría ser operado por las secuelas de una cornada de 1963.
El maestro Jaime Ostos podría ser sometido en unos días a una intervención quirúrgica. Los médicos valorarán varias pruebas que le han realizado al diestro ecijano y en función de los resultados acometerán la operación. Debido al problema de riego sanguíneo en la pierna derecha, por la tremenda cornada que sufrió el 17 de julio de 1963 en Tarazona y por la que estuvo a punto de perder la vida, los doctores y el propio torero se encuentran preocupados.

El torero sevillano, de 80 años, podría ser operado por las secuelas de una cornada de 1963.
El maestro Jaime Ostos podría ser sometido en unos días a una intervención quirúrgica. Los médicos valorarán varias pruebas que le han realizado al diestro ecijano y en función de los resultados acometerán la operación. Debido al problema de riego sanguíneo en la pierna derecha, por la tremenda cornada que sufrió el 17 de julio de 1963 en Tarazona y por la que estuvo a punto de perder la vida, los doctores y el propio torero se encuentran preocupados.
Jaime Ostos explicaba a esta redacción que “lo que sería para cualquier persona una operación de 20 ó 25 minutos y una convalecencia de 7 días, en mi caso resulta muy complejo, ya que apenas tengo circulación en esa pierna. Me han comentado que si no se resuelve todo, tendrían que abrirme por el vientre. Esperemos que todo quede en nada. Pero si las cosas se complican cabe la posibilidad de que pierda la pierna”.
El origen de su temor nos lleva a aquella cornada en Tarazona, “de la que me salvó Peralta. Le dijo al doctor Valcarreres: Si usted no le mete mano, yo le opero como si fuera una yegua mía. Hicieron cola 300 personas para donar sangre. Me puso más de once litros. La extremaunción y 11 días sin saber si saldría”.
El matador de toros sevillano, que cuenta 80 años, ocupó puestos cimeros en las décadas de los 60 y 70. De sus grandes recuerdos en la Maestranza recupera en la memoria “la salida por la Puerta del Príncipe el 5 de julio de 1953, en una novillada de Felipe Bartolomé; otra salida a hombros en la despedida de novillero y en otras cuatro tardes. Creo que en 1960 de cinco corridas, toreé las cinco”. Se retiró en 1974. Su última actuación tuvo lugar en un festival en 2003 en la plaza de Écija. Desde entonces ha continuado en forma, realizando mucho deporte y caminando diariamente unos 12 kilómetros.
Fuente: www.diariodesevilla.es… Luis Nieto.

Deja un comentario