24 julio, 2021

SIMPATICAS Y CURIOSAS ANECDOTAS… LOS 86 PUYACITOS… JOSÉ MIGUEL LLAGUNO FUE EL TRIUNFADOR.

DÍAS SIN toros, días de relax, días de lectura, días difíciles para transcribir lo que devoramos de la sabrosa lectura en estos días, días que quisiéramos tuvieran más horas, la lectura es un vicio de lo más apetitoso, algo conocemos, por lo pronto constatamos que todavía sabemos reír…

DÍAS SIN toros, días de relax, días de lectura, días difíciles para transcribir lo que devoramos de la sabrosa lectura en estos días, días que quisiéramos tuvieran más horas, la lectura es un vicio de lo más apetitoso, algo conocemos, por lo pronto constatamos que todavía sabemos reír… FALLOS EN el jurado de Algemesi… Al terminar la feria de julio de 1985, reunido el jurado que tenía que fallar los premios de la feria, se procedió a las votaciones. Se fallaron varios premios, triunfador de la feria, mejor toreo de capa, mejor estocada, etc., pero donde verdaderamente se “fallo” fue en el mejor par de banderillas, casi por unanimidad este premio se otorgo a Manolo Montoliu.
EL MÁS lucido del jurado dijo que no podía ser, había que votar de nuevo, ya que Manolo Montoliu esta temporada iba en la cuadrilla de Antoñete y el maestro del mechón blanco NO HABIA TOREADO en la feria de julio.
EL JURADO reconoció el error y se procedió a otra votación, en esta ocasión el premio al mejor par de banderillas fue a la vitrina de Antonio Fernández Canina. Aun así, al malogrado Manolo Montoliu le dieron un voto.
ACLARANDO, QUE es gerundio… Sabino Ucelayeta, empresario de San Sebastián, era un hueso duro de roer. Cuando recibió un telegrama del Papa Negro pidiéndole dos mil duros por la actuación como becerristas de sus hijos, no tardó mucho en responderle por la misma vía telegráfica: “No le pido niños para quedarme con ellos. Stop. Solamente para que toreen durante hora y media. Stop”.
ESTABA OBSESIONADO, se lo temía… En más de una ocasión Antonio Carpio, quien inclusive tiene una calle con su nombre en Catarroja, Valencia, había comentado entre sus más allegados que estaba convencido de que era “carne de toro”. No queriendo la diosa fortuna dejarlo por mentiroso el 27 de julio de 1916 fue cogido mortalmente, rotura de la femoral, en Astorga, León, por el toro “Aborrecido” perteneciente a la ganadería zamorana de Ángel Rivas. Tan convencido estaba de su mala estrella y de su infortunio con los toros, que en cierta ocasión que iba a comprarse un piso en Madrid, en compañía de Federico M. Alcázar, desistió de hacerlo al observar la estrechez de la escalera. La razón que esgrimió a su amigo para no hacerlo fue: -No me sirve. Por aquí no puede subir una camilla.
LO MÁS complicado… En cualquier faceta de la vida siempre hay cosas que se nos antojan más fáciles de hacer y que se llevan a cabo con menos esfuerzo que otras que, por el contrario, se nos atragantan y necesitamos de mayor concentración y esfuerzo para llevarlas a buen fin. En el toreo pasa lo mismo, siempre existe ese pase o suerte en que el torero se ve más negado y que a veces le lleva por la calle de la amargura el poder realizarlo. Rafael “El Gallo” no iba a ser una excepción y tenía bien claro cuál era para él aquella circunstancia que le quitaba el sueño cuando estaba toreando. -Para usted maestro, ¿cuál ha sido la suerte más difícil de hacer?… “Alcanzar el burladero”,- contestó sin vacilación alguna don Rafael… Ahora un pequeño anticipo de varias reflexiones que iremos haciendo de la pasada feria sanmarqueña, la que ahora se vivió más en mayo por cuestiones en el almanaque de la Cuaresma.
HA TERMINADO una edición más de la feria de San Marcos, un serial con resultados más positivos que negativos para los toreros, resultado cercano a lo funesto para los ganaderos y ahora que no me vengan con cuentos estas hacendadas y adineradas personas, 86 reses vimos lidiar, sin contar las de regalo ni los de las novilladas y festival, y me animo a decir que a esos 86 bureles les dieron la “extraordinaria y excelente” cantidad de 86 pequeños mini puyacitos, de alguna manera le tenemos que llamar a ese simulacro de suerte de varas. Desde luego y por supuesto que fueron más, claro que si, como ejemplo de esto esta las tantas veces que vimos huir al burel del lugar cercano al burladero de matadores, donde marca el reglamento se recibe el primer puyazo, y encontrarse con el jamelgo al lado contrario, cerca de la puerta de toriles, del ruedo puesto que en su alocada carrera hasta por allá trotaba esperando encontrar el amor y la paz que le solicitaba su descastamiento.
DECIA QUE en esta contabilidad no tomé en cuenta los novillos vistos y, cosa curiosa, a una de ellas se le debe de reconocer y premiar como la que presentó lo más digno del serial, hablo de la que es propiedad de José Miguel Llaguno Gurza, Arroyo Hondo, misma que lo que más produjo fue hacernos recordar que México cuenta con el mejor toro del mundo, así algunos hayan tenido un piquete de refresco español, la mezcla funcionó sin la exageración de caer en los extremos de convertirlo en un animal ilidiable, toros, novillos en este caso, para eso, para lidiar, para entenderlos, para poder con ellos y posteriormente, de estar preparado, torear bonito. De nueva cuenta… ¡Enhorabuena José Miguel!… Con esta casta se puede producir otra cosa importante, urgente y necesaria… ¡¡¡TOREROS!!!… Nos Vemos.

Deja un comentario