2 agosto, 2021

TORO PREMIADO CON UNA OREJA… DOMINGUÍN ERA “UN HIJO DE…”.

HABIA QUEDADO en que ayer les compartiría una nota rara, poco conocida y les quede mal por dos cosas, la primera es que debí de dar prioridad a la información sobre la rueda de prensa a la que invitó de última hora la empresa local para dar a conocer sus planes sobre la temporada de novilladas que inicia precisamente mañana. La segunda es que… ¡se me olvido!.

HABIA QUEDADO en que ayer les compartiría una nota rara, poco conocida y les quede mal por dos cosas, la primera es que debí de dar prioridad a la información sobre la rueda de prensa a la que invitó de última hora la empresa local para dar a conocer sus planes sobre la temporada de novilladas que inicia precisamente mañana. La segunda es que… ¡se me olvido!. Sí, me deje llevar por el gusto de saber que los urgentísimos festejos menores ya son oficiales y por lo mismo pido una disculpa. Ve pues la tan presumida curiosidad, solo preciso que absolutamente todo lo que hoy leerán es tomado de diferentes escritos ajenos.
LAS OREJAS son concedidas a los espadas como premio a la labor realizada en un toro, y en algunas corridas extraordinarias se tiene por costumbre el otorgar la oreja de oro al triunfador de la tarde. Hasta aquí, todo correcto. Lo que ya no es tan normal es que concedan al toro la oreja del torero cuando su comportamiento durante la lidia lo haya merecido. Menos mal que en el caso que nos ocupa dicho trofeo fue simbólico y no hubo que arrancar de su anatomía la oreja del diestro al que le tocó en desgracia. Solo fue una reproducción en plata del apéndice del lidiador. Tal circunstancia ocurrió en Valencia en el año 1930. La “Oreja del torero” fue donada por la “Peña Miura” de la capital levantina y el galardonado fue el toro “Chamizo”, perteneciente a la ganadería de Guadalest. Una más.
EN EL año 1960, al poco de debutar con los del castoreño, Vicente Fernández, “El Caracol”, fue anunciado en una novillada picada en Alicante con ganado de Escudero Calvo, siendo sus alternantes José Osuna y Rafael Canto. En esta novillada ocurrió algo poco común, ya que le conceden las dos orejas y el rabo de una res y cuando se disponía a pasear triunfante en la correspondiente vuelta al ruedo, el amputado novillo vuelve a ponerse en pie y ha de entrarle a matar otras tres veces antes de conseguir que doblara definitivamente. Va otra más.
EN UNA ocasión que el maestro Luis Miguel Dominguín torea en Zaragoza, las cosas no le rodaron bien del todo, el público le abronco en el primer toro. Al comenzar la faena del segundo de su lote, un espectador vociferaba impertinencias e insultos al matador recordándole como había estado en el primero, se hizo tan exagerada su protesta que el propio matador quiso averiguar quién era el sujeto en cuestión. Se enteró de que regentaba una óptica en la capital y que solía ser asiduo en todas las corridas. Luis Miguel pidió la dirección de la óptica para hacerle una visita. Al día siguiente ya estaba Luis Miguel en la óptica, entro y lo atendió el mismo que el día de antes le vociferaba en la plaza. Pidió ver unas gafas de sol, se las puso y mirando al óptico le dijo: “Estas gafas tienen un defecto, solo veo… ¡hijos de prostitutas!”. El optometrista salió del mostrador, usó las mismas antiparras mirando a Luis Miguel le contesto: “Pues tiene razón, solo se ven… ¡hijos de prostitutas!”. Desde entonces cuentan el oculista se hizo amigo y ferviente admirador del que decía ser el numero uno de la torería universal.
CONSIDERO MUY normal que en ciertos momentos tengamos los nervios alterados, creo a todos nos sucede, por lo mismo cuando veo venir estos malos ratos escojo dos cosas, leer y/o escuchar música, calmantes muy recomendables que si dejan sana adicción y como resultado nos da conocer más de nuestros gustos.
POR CIERTO, ya que tocamos el tema de gustos. Contentos debemos de estar ante el inicio de la temporada de pre feria que mañana inicia en el vetusto coso lindante al jardín de San Marcos. Primera tarde de novilladas a las que daremos total apoyo y seguimiento de los sucesos “que sucedan” en este ciclo que inauguran tres jóvenes locales, Gerardo Adame, quien ya tiene que pensar muy detenidamente en abandonar las filas de los novilleros y ganarse una alternativa con categoría, que no sería descabellado se la otorguen en la feria si es que surge el triunfo fuerte y convencedor, a un valiente y carismático Jorge Didier que no puede aflojar el paso para lograr se le programe con mayor continuidad en otras plazas de la provincia mexicana, y veremos que tono de azul le da al azul el debutante de apellido Frausto. Los ejemplares de Real de Saltillo no están para asustar a nadie, mañana saldremos de dudas, a las cinco de la tarde sonaran clarines ordenando la puerta de cuadrillas se vuelva a abrir para ver una nueva temporada que nos llena de esperanzas.
LES SUGIERO a los probables asistentes que vivan el día de toros desde un principio, que asisten al sorteo, el reglamento marca se efectúe este cuatro horas antes de la hora anunciada en los carteles, y participen en lo que son las entrañas del previo a todo festejo. Si no va no se vale criticar… Nos Vemos.

Deja un comentario