1 agosto, 2021

¡Y FUNCIONARON LOS POBLANOS!.

Cierto es que de la función del sábado pasado en El Relicario, querida placita poblana, se podría hacer una lista de fallas criticables en su organización, sin embargo la ganancia es mayor y de superior significado.

Cierto es que de la función del sábado pasado en El Relicario, querida placita poblana, se podría hacer una lista de fallas criticables en su organización, sin embargo la ganancia es mayor y de superior significado.
Más de seis años pasaron para que a alguno de los hermanos Huerta Ortega se le ocurriera pensar en los toreros poblanos. A Juan el ahora aprendiz después de siete intentos se le prendió el foco y presentó un cartel con tres matadores nacidos en Puebla.
El resultado artístico favorece a la afición local: se cortaron orejas; Rubén Arroyo y Jesús Luján tocaron pelo y así tenemos de pronto baraja poblana con que jugar. Pues que bueno ¿verdad?
Pero ahí no queda, la gente asistió y casi se llenan los tendidos y mejor aún de público fresco y ya no del fiestero reventado que asiste a los festejos nocturnos y que acabaron por convertir a la plaza de toros en cantina.
Y de lana seguro que les fue mejor, mucho mejor que con los cartelitos pretenciosos.
…remato en los medios.

Deja un comentario