19 septiembre, 2021

JULIO APARICIO MARTÍNEZ.

En platica pasada en la cafetería donde de vez en cuando asisto y componemos el mundo

En platica pasada en la cafetería donde de vez en cuando asisto y componemos el mundo, donde lo mismo se dan se dan recetas de cocina, sugerencias a la NASA, van dentistas especializados en dentaduras postizas para cocodrilos, tiburones o inclusive alguien presume saber de toros, hablábamos de la amistad existente entre Jesús Delgadillo, “El Estudiante”, y Julio Aparicio Martínez, por lo mismo es que me retaron a conseguir y publicar algunos datos del torero español y esto es lo que encontré, lo transcribo integro.
Nace en Madrid el 13 de febrero de 1932, su padre fue Julián Aparicio Nieto, fue novillero y banderillero.
Debutó con caballos en Puertollano, Ciudad Real, el 6 de mayo de 1948, cortando tres orejas.
Se presentó en “Las Ventas” de novillero el día 19 de junio de 1949. Tomó la alternativa, después de tres temporadas apoteósicas como novillero haciendo pareja con Miguel Báez, “Litri”, el 12 de octubre de 1950 en la plaza de toros de Valencia, de manos de Joaquín Rodríguez, “Cagancho” y “Litri”, que también la tomó. El toro de la ceremonia se llamaba: “Farruquero” de “A. Urquijo”, cortando esa tarde 4 orejas y un rabo.
Confirmó en “Las Ventas”, de Madrid, el 19 de mayo de 1951 de manos de Manolo González y “Litri”, con el toro: “Cachifo” de “Moreno Urquijo”.
En “Las Ventas” toreó 44 veces, saliendo por la Puerta Grande en 7 ocasiones, años: 1951; 1953; 1954 dos veces, 1955, 1957 y 1962. En 1961 toreó 3 veces en Beirut, Líbano.
En 1964 le conceden la “Cruz de la Beneficencia” por el gran número de festivales benéficos en los que participó.
Es hijo predilecto del pueblo de Chinchón.
En Barcelona era un ídolo.
En Sevilla no gozó del cariño de la afición.
Hasta su retirada en 1969 se mantuvo siempre entre las figuras, triunfando clamorosamente en numerosas ocasiones, como en “Las Ventas” en 1951 y 1952, México en 1954, o Ronda en 1964 y 1969. Estos éxitos tuvo que alternarlos con graves cornadas como las que sufrió en Barcelona el 8 de abril de 1956 y San Sebastián en 1960, en Morelia en 1951; en Arles el 10 de septiembre de 1965.
Temporadas: en 1948 toreó en España 19 novilladas; en 1949, 72 novilladas; en 1950, 90 novilladas; en 1951, 70 corridas; en 1952, 49; en 1953, 34; en 1954, 35; en 1955, 40; en 1956; en 1957, 43; en 1958, 43; en 1959, 33; en 1960, 29; en 1961, 30; en 1962, 31 y se retiró, volviendo en 1965 donde toreó 24 corridas; en 1966, 30; en 1967, 28; en 1968, 18 y en 1969 toreó 8 corridas.
Aparicio, que se retiró de los ruedos sin haber sufrido nunca un aviso, fue un eficacísimo espada, además de un gran lidiador, de buena técnica con la muleta, uniendo oficio y buen gusto, poderoso, clásico, excelente lidiador, con estilo y calidad, tenía finas maneras, dominio, temperamento y casta. En la rivalidad con “Litri”, Aparicio sale ganando en el buen hacer a los toros, y en la eficacia de su lidia, mucho más racional y académica.
No le gustaba vestir de verde. Casado con la bailaora Malena Loreto es el padre del también torero Julio Aparicio Díaz y de la actriz “Kika” Aparicio.
Se dedica a la agricultura y a la ganadería brava y mansa.
*Fuente; Wikipedia.

Deja un comentario