16 septiembre, 2021

LOS “PUYAZOS” DE SERGIO.

Perdido o escondido lo has dejado entre cañadas, huizaches, mezquites, viejos nopales, cardenches, majadas, cañones, biznagas, laderas y arropados mogotes de tus potreros;

Perdido o escondido lo has dejado entre cañadas, huizaches, mezquites, viejos nopales, cardenches, majadas, cañones, biznagas, laderas y arropados mogotes de tus potreros; y a las plazas “de primera” arreas encierros conformados por el otro toro, “el apócrifo” que se exige en la mafia del mediocre espectáculo taurino nacional; has “encubierto” como si fuese el mayor oprobio al otro, al de trapío, edad, soberbia, bravura señorial y reclamadora.
El señor tiempo robó para su placer el honor que por décadas practicaste como criador de reses bravas, y en su memoria se grabó para siempre la estampa de aquellos punteños de relumbrante negra capa, de bien puesta cuerna, de larga y honda caja, de colas que arrastraban las arenas y casta indomable que hacían el terror entre muchos matadores y la emoción de todo el público. Se quedaron suspendidas en las paredes de su palacio los recortes de la otra línea, esa del sur de la patria con los González, de longitudinales hechuras, pelajes cárdenos y acucharados pitacos; de raza únicamente entregada en absoluta generosidad solo bajo un acertijo: el poder lidiador…
Ganadero mexicano… ¿Eres inconsciente de la hoja de la moral y de la escala de valores de personas correctamente conducidas?.
¿No presumes tú mismo que el toro mexicano es el mejor del mundo? ¿Por qué entonces no lo sacas de tus agostaderos?.
La obligación primera del CRIADOR es PRESENTAR HONESTAMENTE SU GANADO.
Inentendible será que ignores lo que es trapío, situación que como consecuencia nos conducirá a pensar que entonces de lo que escaseas es de vergüenza.
El trapío es, según los códigos de la lengua castellana: “Aire garboso, acciones garridas y señoriales; buena planta y gallardía”. Sujetos a la ciega tragedia, no obstante que sería como negar la inteligencia, se admitiría que desembarcaras encierros sin la edad exigida, pero lo que bajo ningún argumento puede ser acreditado es que esos encierros ni por equivocación tengan algún atractivo físico… pecas entonces por partida doble.
Hoy se cumplen ocho días que en la Plaza México se ofreció la octava corrida de la campaña 2009-2010 y el encierro, de ocho ejemplares por cierto para cuatro espadas, fue vendido a la empresa por dos hierros: “San Marcos” y “Carranco”; del octeto de bicornios, dolientemente solo un par tuvo trapío para ser despachado en un coso que está tasado como de primera, el resto fueron seis reses de blandengue presencia, modestísima lámina, sin atractivo visual, y como destemplada firma con acusado descastamiento, en juicio general. Se incluye en la crítica la desafinada pitaza que se llevó el que abrochó la función, pese a que en su testa llevaba afilados cuernos veletos.
Los enfrentaron cuatro espadas que poco han dado como “profesionales: Un Humberto Flores cada temporada con menos posibilidades y más kilos sobre su humanidad; ingresó entero al circo y salió con una cornada cerrada provocada por su propio error. Está por demás apuntar que todo su quehacer resultó un compendio de lo que desde novillero ha sido: un torero valiente, variado con la tela mayor pero sin sello.
Pedro Gutiérrez Lorenzo, “El Capea” que cortó una oreja con valor de plástico; este vástago de un queridísimo coletudo ibérico, no es ni la mitad del porcentaje que fue su progenitor.
Guillermo Martínez, hijo de la Perla de Occidente, tampoco tuvo la suficiencia para trascender; se trata de un hombre seco, sin expresión artística, que se ve complejo vaya a llegar a una peña decorosa en la gran sierra que es la fiesta brava.
Cerró cartel el español “Morenito de Aranda”, un joven que ratificó su investidura profesional y que por lo menos la tarde que se trata en estas rayas, dejó un aroma de ser del mero montón… aunque habrá que verle en otra tarde por lo menos… sí, ésta será inexplicablemente la de hoy.
HOY LA NOVENA EN LA SEÑORA DE INSURGENTES.
La “administración” del coso de Insurgentes presenta hoy su noveno cartel de la temporada grande 2009-2010; protagonizarán el despeje de cuadrillas Miguel Ortas, “Miguelete”, Fabián Barba, y en reedición dentro de este ciclo, el de Aranda de Duero, “Morenito de Aranda”, justo, quienes habrán de dar cara a un encierro de “Santa María de Xalpa”. “Miguelete”, aleas que mal navega entre un mar de nombres intrascendentes para la fiesta mexicana; hoy tarde, y atendiendo a la ley científica de las probabilidades, puede triunfar sonadamente, para iniciar así un ascenso hacia las cumbres del 2010, si es que está preparado para ello.
Fabián Barba, aguascalentense irremediable, en las pocas corridas que pudo torear el año recién muerto, destapó en mayor potencia la hombría y el temperamento suficientes para vestirse como diestro de importancia en este calendario que antes de ayer inició. Afrontando ganado recio, incluidos “Cardenillas”, convenció a los aficionados de su torería honrada y verdadera. Hoy será su tercera aparición por el túnel de la México. Se mece la posibilidad de que triunfe… y también de que se le “detenga” por ello. ¿Por qué no ha vuelto Spinola?.
“Morenito de Aranda” retorna en menos de nueve días a la “Señora de Insurgentes”, y lo hará de manera absurda por la ausencia de una absoluta justificación. Como en el caso de “Miguelete”, tal vez logre levantar apéndices valederos.
Del ganado se ha encargado a la dehesa de “Santa María de Xalpa”, que de sus potreros seleccionó a seis TOROS, sin más adornos, ni volumen ni kilos. Ganaderos mexicanos ¿Quieren ver un paradigma de lo que es trapío?, vean hoy el encierro… por cierto que no está compuesto por ungulados que lleven sangre de reses nacionales, si no ibéricas. ¿Queda la duda de que lo español está por encima de lo de nuestras tierras?… y si así fuese… demuéstrenlo, me será grato escribir lisonjas para tal cuando eso suceda.
Del juego que de este encierro “xalpeño”, pasada la corrida lo ventilamos.

Deja un comentario