19 junio, 2021

OREJERÍO EN LA PLAZA DE TOROS SAN MARCOS.

Tras haber partido plaza los espadas actuantes recibieron un reconocimiento por parte de Tana Arruza y Sahranelly Macías, quienes se echaron a cuestas la encomienda de organizar el festival

Tras haber partido plaza los espadas actuantes recibieron un reconocimiento por parte de Tana Arruza y Sahranelly Macías, quienes se echaron a cuestas la encomienda de organizar el festival en pro de Gerardito Muñoz, aunque sin hacerlo en orden de alternativa y faltándoles los ganaderos que también pusieron lo suyo, sin embargo, lo sabemos, hicieron de manera personal.
En lo taurino cabe resaltar, de inicio, la actuación del rejoneador potosino Rodrigo Santos que cada vez tiene mejor monta y mayor castigo con el acicate a sus jacas, sobre todo por el costillar izquierdo, en fin, lo que dejó de grato el sabor de la boca de quienes estábamos reunidos en el coso sanmarqueño fue un a banderilla al violín seguida de un giro que puso de pie a más de diez para jalearlo, tras el rejón de muerte le fueron concedidas dos orejas por Manolo Ramírez de la Torre que anduvo del esplendido subido todo el festejo.
Y ya que estamos en el palco de la Autoridad, junto a Manolo se encontraba como asesor ni más ni menos que Miguel Romo Medina, delegado del Infonavit en la entidad y ex alcalde de la capital de Aguascalientes; además como cambiador de suertes fungió el matador de toros en retiro Paco Olivera, que este domingo se vestirá de Juez en la corrida de Jesús María.
En cuanto a los de a pie, Manolo Arruza destelló con capa y muleta otorgando buenos momentos y al final una oreja otorgada; Alejandro Silveti enseñó que aun sigue habiendo un gran torero en él y mejor aun no se lo queda, así que compartió ese quehacer, brindó a Arturo Macías que se encontraba sentado en una barrera de primera fila acompañado de su esposa Esther y le dijo de manera textual “Por lo buen torero que eres deseo que triunfes en España”, una oreja fue el trofeo obtenido.
El tercero de los de a pie fue Fernando Ochoa que brindó su actuación a la familia de Gerardito, con el mejor ejemplar de la tarde de la dehesa aquicalidense de Medina Ibarra, Fero se disfrutó, parecía que se divertía delante del astado, al grado de confiarse de más y tener un par de sustos que no fueron a más, tumbó dos peludas. Siguió Jorge Mora quien a pesar de no estar en actividad profesional nos recordó que tiene temple, arte y solera, una oreja para su espuerta al final de su actuación.
Continuando con la lidia ordinaria José María Luévano con el ánimo crecido, tras sus pasadas actuaciones en la México, entrelazo una faena de poder mezclado con su arte particular, tragando paquete en ocasiones y tras el acero fue premiado rápidamente con dos trofeos ganados a pulso. Finalmente Alejandro Amaya, que no falla a vestirse cinco estrellas, nada pudo hacer con el bicho que le correspondió, de ahí que se pudieron haber anunciado en el cartel un burel para rejones, cinco para los de a pie y un inválido de Bernaldo de Quirós.
Finalmente comentar que nos ha dado mucho gusto ver bien y saludar a dos personas taurinísimas de por sí, a Doña Anita Andrea en su barrera de sombra y a Carlitos Madrazo que va echando para adelante.

Deja un comentario