2 agosto, 2021

CON GANADO DE UNA FRACCIÓN DE BERNALDO DE QUIRÓS, COMIENZAN LAS NOVILLADAS EN LA SAN MARCOS.

Con seis ejemplares, y no todos aptos zootécnicamente para ser presentados en un coso histórico y del rango como es el San Marcos, criados y publicitados como de “Peñlaba”, que no es otra cosa que una extensión de la desprestigiada dehesa de Bernaldo de Quirós, hoy se le levanta la pasta a la serie de novilladas preferiales

Con seis ejemplares, y no todos aptos zootécnicamente para ser presentados en un coso histórico y del rango como es el San Marcos, criados y publicitados como de “Peñlaba”, que no es otra cosa que una extensión de la desprestigiada dehesa de Bernaldo de Quirós, hoy se le levanta la pasta a la serie de novilladas preferiales, de las cuales saldrán los aspirantes a matadores de toros que llenarán los dos carteles menores de la aproximada verbena abrileña que lleva por título el bautismal de uno de los cuatro evangelistas; los jóvenes que partirán plaza son el local Gerardo Adame, el tapatío Oliver Godoy y el europeo Thomas Defau.
Oliver Godoy se reembobina a una profesión ingrata y compleja, después de que por lo menos durante dos años estuvo desenrollado de ella; el joven de Guadalajara puede hablar de que tiene la experiencia de haber estado en ambos cosos aguascalentenses: el del antiguo rectángulo de la democracia en el que hoy saldrá ceñido con el atavío de sedas y oros, y el del recordado boulevard Adolfo López Mateos. Su remembranza es grata para los aficionados; aquel su toreo rueda sobre la raya de la clase y el temple, sin embargo ensombrecen sus virtudes nombradas, y otras más, la impresión absolutamente cierta de que a estas honduras de los calendarios, debería tener en su casa enmarcado el título de profesional de los ruedos. Al salir aún calientes estas letras en el impreso que se pulsa amablemente por el apreciado lector, no trasciende de ser un ejemplo más del soso paso y el sopor que invade a todo el cuerpo de la fiesta mexicana. De cualquier manera el deseo para él será siempre bueno.
Gerardo Adame es un expediente aparte; el pasado año debutó apenas como novillero en el mismo ruedo en el que esta tarde desnudará su sentir del “Arte de Cúchares”, y su finiquito se cuajó con una salida a hombros. Unió a ese éxito, otro relevante durante la misma temporada, y en la Monumental algo se desordenó en ímpetus, sin decadencia de su nombre. Luego viajó a España para torear más de veinte festejos sin piqueros y sacando un promedio formidable de más de una oreja por función.
Gerardo es de los pocos mexicanos que tienen casi todo para llegar a ser figura internacional: Inteligencia delante de los adversarios, clase, personalidad, temple y temperamento. El año este que trota debería ser el de su consagración en la fila de los novilleros. Con su experiencia y facultades se espera que esta tarde juegue a torear materialmente, si le toca uno de los erales inflamados que andan entre el encierro.
Por lo que corresponde al galo Thomas, hay que liberar con letras que tiene el buen atractivo y la magia de la incógnita; puede que sea un chaval con facultades iluminadas y deslumbre a todos, o tal vez sea otro más de la pila. “Dicen que un buey voló… como puede que sí… puede que no”…
Pocos aficionados saben una pizca de él, o quizá nada; esto despierta ese sabor hacia lo inopinado, indispensable durante ciertos momentos en todo espectáculo.
El ganado a desencorralárse hoy es el que tiene a los aficionados en un estado de descontento, tanto por sus antecedentes en comportamiento como por la humilde presencia de los mismos; “Peñlaba” constituye un nombre vomitado del de Bernaldo de Quirós –prácticamente es lo mismo-, “explotación” ganadera de “lidia” que está contaminando la fiesta con la mansedumbre de sus productos. En Aguascalientes particularmente ha impuesto poco más o menos en tres años, 27 ejemplares, de los cuales no ha embestido uno solo.
El deseo es que esta tarde si que algo coadyuven los ungulados a las faenas buenas, las de sustancia y realidad torera, en las que se necesita la raza como imprescindible argumento. Se ese deseo por el bien de todos.

Deja un comentario