MUERE TORERO IMPROVISADO EN FIESTAS PATRONALES DE SAN JOSECITO DE SAN ISIDRO DE HEREDIA.

Un torero improvisado murió anoche al ser corneado por un animal de 600 kilos durante una corrida de las Fiestas Patronales de San Josecito, cantón de San Isidro, Heredia.
Las autoridades judiciales lo identificaron como Dennis Andrade Montero, de 28 años, quien se ganaba la vida como animador de fiestas.
Era soltero y sin hijos. Residía en la casa de su madre en el barrio Fátima.
Según familiares, nunca antes se había metido a un redondel de toros lo que hizo ayer animado por varios amigos.
El fatal accidente ocurrió a las 9:40 p.m. de ayer domingo. Era el tercer toro de la noche, grandes cuerpos y de unos 600 kilos de peso, según amigos del fallecido.
“El tenía un capote y le había sacado suertes a dos toros y la gente lo había aplaudido mucho. Cuando salió el tercero, se le fue encima pero algo pasó, soltó el capote y tuvo que correr. Lo malo es que lo golpeó cuando estaba junto a la barrera, le metió un cacho en el cuello”, afirmó Rodney Solís, amigo del improvisado fallecido.
Aunque fue auxiliado rápidamente, Andrade murió poco después en el hospital Rafael Ángel Calderón Guardia.
“Le salía demasiada sangre, era impresionante…”, añadió Solís.
Las Fiestas Patronales son organizadas por la Parroquia local a cargo del sacerdote, Ricardo Reyes Dobles, a quien no ha sido posible localizar para que se refiera a lo sucedido en el redondel.
Las corridas de toro estaban bajo la responsabilidad de los llamados Caballeros del Santo Sepulcro, grupo integrado por feligreses vecinos de San Josecito de San Isidro de Heredia.
“Era un buen hijo, un muchacho alegre y sonriente. El nunca se había metido en eso de los toros…seguro Diosito ya me lo estaba llamando”, afirmó Marta Andrade Barquero, madre del improvisado.
NICOLÁS AGUILAR R. San José (Redacción).

Deja un comentario