ALAÍN DE MORA, CONTINÚA CON LAS ILUSIONES TORERAS EN LA MENTE.

Se me han negado las tardes… incomprensiblemente… Espero el buen criterio de las empresas para poder vestirme de torero.
El joven novillero aguascalentense Alaín de Mora, aún sueña con ser artista de los ruedos. Así habló en el interior mismo del edificio en donde se realiza el tiraje de este diario ayer cuando el supremo de los astros, se escondía sublime y juguetón atrás de los encajes del emblemático Cerro del Muerto. Sus ilusiones de gloria continúan en su mente soñadora muy a pesar de que las rejas de las plazas mexicanas se le han cerrado… incomprensiblemente; siendo un chaval que en las cinco tardes profesionales en la que ha salido a pisar con firmeza distintas arenas, logrando en todas apéndices, con un palmarés de cinco orejas y un trofeo de cerdas, desafortunadamente desde el 9 de agosto del año anterior, no ha salido a dar de beber a su afición de interpretar el “Arte de Cúchares”.
Alaín de Mora abrió las puertas de su etapa como novillero el 22 de febrero del 2009, en la primera novillada de la campaña en el centenario coso San Marcos; tarde en la que en medio de cinco alternantes, desnudó su extraordinario trazo torero, cimentado en la largueza y el firme valor, sobre un estilo de hondura y sentir mexicano; por otra parte, al ser probado por el utrero quemado con la efigie de Haro, el cual le volteó de manera bárbara, su temperamento recio quedó bien manifestado.
No haciendo siestas, -siguió declarando- ha continuado buscando las oportunidades, mismas que se han negado, quizá mucho en “gracias” a las mafias que adormilan y vejan la fiesta mexicana. El prometer no empobrece… el dar es lo que aniquila, y aún cuando cubrió de manera absoluta los requerimientos para presentarse en el certamen “¿Porque quiero ser torero?”, no se ha visto beneficiado por quienes hacen empresa y organizan tal serie, entre ellos Pedro Haces, una persona que desde luego no es bien vista en el orbe taurino azteca.
Por otra parte, Alaín sigue en el umbral de la espera de una tarde dentro de la campaña que se desarrolla en el coso del barrio de San Marcos; el año 2009, su nombre quedó impreso en el segundo festejo menor del serial de feria, sin embargo, como de todos es sabido, éste se canceló por la inventada alerta sanitaria. De cualquier manera, Alaín no escatimaría que esta tarde, no dada por el accidente escrito, se le “pagara” de alguna manera en los circos taurinos que se manejan bajo el criterio de ETM, en fechas subsecuentes.
Finalmente, Alaín agradeció a los aficionados de Aguascalientes por el apoyo que de forma incondicional le han externado con olés y aplausos en cada uno de sus muletazos de interminable tiempo; así mismo hizo extensivas sus expresiones de agradecimiento a los criadores de ganado de casta, como a los señores Guerra, titulares de San Isidro, por los soleados días en que le abrieron sus portones de las camperas plazas en inolvidables y aleccionadoras tientas. De igual manera espera no haya dejado tras de sí, cerradas las entradas de esas dehesas…

Deja un comentario