25 septiembre, 2021

SÉPTIMA NOVILLADA EN LA SAN MARCOS.

Pues es ya una afortunada costumbre ver el coso vecino del jardín de San Marcos con excelentes entradas, hoy no fue la excepción y las gradas lucieron mucho más de media entrada. Y no solo con la asistencia perdura lo bueno, hoy vimos novillos de “Golondrinas” que eran para que sus presuntos matadores se colaran a alguno de los carteles de la ya muy próxima feria 2010

Pues es ya una afortunada costumbre ver el coso vecino del jardín de San Marcos con excelentes entradas, hoy no fue la excepción y las gradas lucieron mucho más de media entrada. Y no solo con la asistencia perdura lo bueno, hoy vimos novillos de “Golondrinas” que eran para que sus presuntos matadores se colaran a alguno de los carteles de la ya muy próxima feria 2010 y desde luego que no los vamos a ver, cuando menos a Eduardo Ortega, “El Autlán”, y a Efrén Rosales.
El gozo se fue al pozo con el colombiano Juan Camilo Alzate y créanmelo que es hasta el momento a quien he visto mas cuajado pero desgraciadamente si en su primero se vio bien, dejo ir a su segundo lastimosamente, como el señor juez no vio que era un burel de arrastre lento.
El novillero visitante saludo merecidamente en el tercio al terminar su labor con el que abrió plaza, les digo que no imaginábamos perdiera la brújula en el cuarto con el que le notamos su disponibilidad al ejecutar el quite hermano del muletazo llamado como “El Imposible”, el “Ojala” le salio a la perfección y puede ser que por eso el publico le llamara a dar la vuelta al ruedo después de escuchar un aviso, no sin antes dejarnos ver que nunca jamás entendió a “Farolito” de 374 kilos. El burel en repetidas ocasiones le indicaba como y donde debía de situarse y Alzate comenzó con esa horrible costumbre, tan de moda hoy en día, de quitarle la muleta de la cara, de salirse de la distancia solicitada o bien de ahogar en momentos las embestidas de quien fue pasaportado cuando fácil debió de tener veinte muletazos más.
El segundo espada fue el adoptivo local, Eduardo Ortega, nativo de Autlán de la Grana, Jalisco, de donde llega hace ya cosa de dos años para inscribirse en alguna de las escuelas taurinas, de las que han proliferado en Aguascalientes.
“El Autlán” expuso un verdor con todos los tonos, solo ha matado dos o tres novilladas en su vida, y de un solo novillo, y por esto es que creo se le adelantó bastante en debutarlo aquí. A su favor tenemos que escribir que tiene un valor a toda prueba, valor que nadie duda pero con eso solamente es imposible triunfar, sabemos es bueno eso pero le falta la técnica que da la experiencia, el torear de continuo. Puede sumar fecha por plazas de menor categoría antes de que pise las que se dice son importantes. Se llevó maromas de órdago, groggy y haciendo el borrachito, y sin verse la ropa, regresaba a seguir intentando pegarle pases a los enemigos que le correspondieron, y que si tenían que toreárseles.
Caso muy similar es el de Efrén Rosales. El no se porque llamado “Manolete” les habíamos dicho que tiene carisma, que pronto conecta con el aficionado y hoy no fue la excepción, máxime que cuenta con el don de la hondura, del sentimiento y por momentos nos mostró esos atributos, sin salvarse de dos maromas muy dramáticas, en una de ella el de “Golondrinas” quedó completamente encima de él por buen rato, y como su compañero, sin importarle su estado físico prosiguió su quehacer sin hacer aspavientos.
Cerró el festejo el rejoneador Emiliano Gameros quien desaprovechó un toro de “La Punta” que acometió con prontitud, con alegría, fuerte y que se fue al destazadero con las orejas cuando de haber estado mas atinado con rejones y banderillas estuviéramos hablando de otras cosas, mal con la hoja de peral, como se le llama al rejón de muerte.
Para el cierre de la temporada anuncian a Miguel Parra, Javier Gallardo y Antonio Romero con novillos de “El Nuevo Colmenar”… Nos Vemos.

Deja un comentario