15 junio, 2021

PRIMERA DE FERIA… UNA OREJA PARA ALZATE.

NI LA menor duda, la entrada lo dice todo y ayer en la primera de las tardes de feria la entrada fue excelente, poco más del medio aforo que fue abierto al publico, sol y sombra de generales fue cerrado pero ni quien dude que hay quienes quieren ver toros.

NI LA menor duda, la entrada lo dice todo y ayer en la primera de las tardes de feria la entrada fue excelente, poco más del medio aforo que fue abierto al publico, sol y sombra de generales fue cerrado pero ni quien dude que hay quienes quieren ver toros. Vimos una novillada de Boquilla del Carmen muy bien presentada, bien cortada pero desigual en su juego, en su comportamiento, malos los tres primeros y los de la segunda parte nos gustaron, clima muy agradable y sin viento.
COMO CORRESPONDE a la antigüedad en el orden de la lidia el primer espada fue el potosino Fernando Labastida, de nazareno y oro, aseadito con el capote y con la muleta instrumento derechazos largos, de merito, alargando el engaño y en ratos llevándolo bien toreado, con la izquierda el de Boquilla se quedaba corto. Insistió con la diestra en varias tandas intercalando adornos, un pinchazo, media estocada que fue suficiente y se le solicitó saludara en el tercio. Creo le faltó embraguetarse a “Bicentenario”, herrado con el 462, de 402 kilogramos, para lograr llegar mas al respetable.
EN SU segundo, “Guitarrista”, numero 483 de 392 kilos, el panorama cambio totalmente, no pudo redondear la faena que el novillo requería, pecó de confianza y se llevó dos grandes sustos, uno de ellos, el segundo, cometió un error imperdonable al perderle la cara al enemigo y estando a escasos milímetros de el que le apunto la cornada al vientre y posteriormente caer de mala forma, dos milagros en uno y la faena se le fue, jamás pudo someterle y escucho dos avisos. Fue revisado en la enfermería donde no le encontraron algo de cuidado.
SE PRESENTÓ el tlaxcalteca Sergio Flores quien “entró” al cartel de manera directa, sin haber actuado previamente en la temporada en el coso San Marcos y francamente nos desilusiono. Le vimos regular, muy acartonado, cuidando mucho la figura y las poses, torea largo, es alto, esbelto y parece torero, desgraciadamente siento no define su toreo, lo hace a distancias que en México no gustan a pesar de templar a sus enemigos.
EL COLOMBIANO Juan Camilo Alzate estuvo valiente toda la tarde, recibió de hinojos y en el centro del anillo a “Gazpacho”, de 415 kilos y con el numero 461 en su costado, dos escalofriantes faroles al que fue el novillo que presentó mas complicaciones del encierro, pitado en el arrastre, huidizo, escupiéndose de los montados, acobardado y muy rajado. Con su segundo volvió a irse a porta gayola y valientemente, pero haciendo las cosas muy bien, instrumento dos faroles, de pie quita con “El Ojala” que ya le habíamos visto en su pasada actuación en el cos San Marcos, con la pañosa calentó el ambiente al iniciar su faena de rodillas, muletazos que de inmediato conectan con las gradas y que bastaron para que de ahí en adelante le festejaran derechazos y naturales de regular calidad, poco los temple y acabo su faena sin mostrar estructura alguna en su quehacer, los parroquianos solicitaron un apéndice y este se concedió.
AHORA A esperar el próximo viernes 23 en el que veremos a Ignacio Garibay, a Sebastián Castella y a Joselito Adame con 6 de Fernando de la Mora… Nos Vemos

Deja un comentario