18 septiembre, 2021

MADRID PRIMERA DE LA FERIA DE LA COMUNIDAD. DEBUT ACEPTABLE DE LA GANADERÍA PEDRAZA DE YELTES.

De los de a pié tan sólo la buena actitud de Juan del Álamo, con entrega, deseos y buenas maneras.
MONUMENTAL DE LAS VENTAS. MADRID DE 30 ABRIL, TARDE SOLEADA, ENTRADA ESCASAMENTE UN TERCIO DE PLAZA.

De los de a pié tan sólo la buena actitud de Juan del Álamo, con entrega, deseos y buenas maneras.
MONUMENTAL DE LAS VENTAS. MADRID DE 30 ABRIL, TARDE SOLEADA, ENTRADA ESCASAMENTE UN TERCIO DE PLAZA.
6 Novillos-Toros de la ganadería de Pedraza de Yeltes, tomando antigüedad, desiguales en presentación, algunos ejemplares terciados y muy protestados, justos de raza, destacaron tercero y sexto muy encastados, nobles en su conjunto.
JOSÉ MANUEL MAS – saludos desde el tercio y silencio tras aviso.
ADRIÁN DE TORRES – nuevo en la plaza – silencio tras aviso y silencio tras aviso.-
JUAN DEL ÁLAMO – nuevo en la plaza – saludos desde el tercio tras dos avisos y saludos desde el tercio tras un aviso.-
Se daba inicio, con la feria de La Comunidad, al periplo madrileño del mes de mayo, con una novillada que hacia su presentación y tomaba antigüedad; la ganadería cumplió dejando buen sabor, con dos novillos importantes.
José Manuel Mas, ante su despedida como novillero, con su primero, muy justito, tardó en acoplarse, consiguiendo una buena serie al natural sin mucho entusiasmo. Al cuarto nada destacable.-
Adrián Torres, vino a su presentación con muchas ganas, un tanto frustradas por su apresuramiento y poco rodaje, recibió voltereta en su primero por estar mal colocado. Con el quinto, uno de los ejemplares interesantes, con recorrido, fijeza y transmisión no terminó de acoplarse pasando por momentos de apuro; con la espada muy flojo a punto estuvo de que se le fueran vivos al corral.-
Del Álamo había levantado expectación ante su presentación en Madrid; el de salamanca se llevó el mejor lote; con el tercero, bueno y repitiendo, no bastó su entrega y buenos deseos, solo destacable algún natural y redondo; con todo dejó patente que tiene el oficio aprendido; falló estrepitosamente con el verduguillo. Con el sexto, un novillo poderoso y con poder, derribó al caballo y se entregó, se fue a los medios con decisión, terminando por imponerse a su antagonista; el novillo se amorcilló con un estoconazo enfriando el ambiente. Airoso salió Juan de su presentación en Las Ventas, dejó ver sus buenas maneras.

Deja un comentario