18 junio, 2021

MADRID SEGUNDA DE LA FERIA ANIVERSARIO BOYANTE ENCIERRO QUE SE FUE CON LAS OREJAS.

Buen encierro de El Vellosino, serio, con clase y fondo. Dos toros extraordinarios que se dejaron ir los toreros artistas, que no estuvieron.

Buen encierro de El Vellosino, serio, con clase y fondo. Dos toros extraordinarios que se dejaron ir los toreros artistas, que no estuvieron.
MONUMENTAL DE LAS VENTAS SEGUNDA DE LA FERIA ANIVERSARIO MADRID 01 DE JUNIO, TARDE CALUROSA. ENTRADA ALGO MÁS DE MEDIA PLAZA.
6 toros de la ganadería de Vellosino, bien presentados, de buenas hechuras, serios, se emplearon en todos los tercios, de buen juego y nobles; todos buenos para el torero. Destacaron tercero y quinto.
JUAN MORA de verde mar y oro, silencio tras aviso y silencio.
JAVIER CONDE de azabache, pitos tras aviso y pitos.
CURRO DÍAZ de azul marino y oro, saludos desde el tercio con fuerte ovación y silencio.
El subalterno José Manuel Montoliú tuvo que desmonterarse para agradecer la fuerte ovación después de parear al tercero de la tarde.
MORA con el peor del encierro, el que abrió plaza, se vio comprometido, el toro con la cara arriba terminó por desarmarlo, le hizo pasar un mal rato; con la espada le costó al estar el toro parado y abrigado en las tablas. El cuarto se vino muy arriba y le complicó la faena al diestro a pesar de la buena disposición y entrega; frialdad en los tendidos.
CONDE, con su primero, pasó las duras con un ejemplar manso pero sin complicaciones; descompuesto Javier toda la lidia.- Luego corrió con la suerte de que quedara en su lote el mejor de la tarde, el quinto; puede ser el toro de la feria aunque queda mucha. Se llevó cuatro puyazos de los que ya no se ven, se fue de largo, empujó, se empleo, metiendo los riñones, que tercio de varas para el recuerdo. El malagueño dejó que lo pegaran y el toro salió para el segundo tercio con brío, con fijeza, humillando, con buen tranco; para bordarlo con la muleta, pero Conde no lo vio; no terminó de colocarse, medroso, probando, muletazos sueltos y el graderío se lo recriminó. “Vaya arte para desaprovechar un buen toro” gritaban en el tendido.
CURRO, que se le consiente todo en Las Ventas, se dejó ir el tercero. El toro imponente derribó al caballo, empujó y se empleo; lo recibió con buenas y ajustadas verónicas. En el tercio de banderillas se lucio Montoliú con un par soberbio de ejecución, de colocación y de torería y poder; se llevó una sonora ovación, que a la postre fue la ovación de la tarde. El de linares no terminó de acoplarse con la muleta, detalles, figura y poco más; faltó ligar, llevarlo embarcado y evitar enganchón tras enganchón.- Con el sexto, que se apagó en el último tercio, Curro dejó nuevamente detalles en muletazos sueltos, sin ligar; al natural hilvanó y estuvo muy fino y muy breve.

Deja un comentario