17 septiembre, 2021

SINFONÍA TAURINA, EN CLAVE MAYOR, EN GRANADA.

Granada, España. 3 de junio, 2010. La terna de espadas ha salido esta tarde por la puerta grande de la Monumental de Frascuelo, y es que el público, que casi llenaba el coso, ha salido con la sonrisa de oreja a oreja y toreando. Unos por “El Fandi”, otros por Manzanares y los más por “El Juli”,

Granada, España. 3 de junio, 2010. La terna de espadas ha salido esta tarde por la puerta grande de la Monumental de Frascuelo, y es que el público, que casi llenaba el coso, ha salido con la sonrisa de oreja a oreja y toreando. Unos por “El Fandi”, otros por Manzanares y los más por “El Juli”, hasta los más puristas se han rendido hoy a lo visto en el ruedo granadino. Se han unido la prosa y la lírica para componer una sinfonía que tuvo su borrón en el quinto, para que no se cumpliera el dicho de no hay quinto malo.
“El Juli”, tabaco y oro, cuidó a su primero, un colorao noble, no castigado en varas y bien lidiado por “Niño de Leganés” que preparó para el último tercio. Comenzó por doblones por bajo que aceptó el toro. Siguió con la derecha a media altura, labor de enfermero, y dejó ver la calidad que llevaba dentro, acudiendo pronto a los cites y humillando cada vez más, las ovaciones se sucedían tras cada serie. Con la izquierda más largo el recorrido, sin excesos, cambio de mano para terminar el lance que resultó largo y lento llegando con fuerza al tendido que terminó entregado. La faena terminó, aunque sin apreturas, con calidad y emoción. Volapié perfecto arriba, se echo el toro y 2 orejas incuestionables de trofeo. Ovación al toro en el arrastre.
En su segundo, comenzó por el pitón izquierdo, con la muleta de abajo arriba, al revés de los cánones, para no obligarlo, cuando lo hizo ortodoxo el animal perdió las manos y transmitía poco. Por el derecho, a media altura, enseñó la calidad que tenia dentro el burel, humillando y yendo de menos a más, hasta terminar arrastrando la muleta por ambos pitones sucediéndose las ovaciones. Circular invertido con cambio de mano que puso la plaza de nuevo en pie. Volapié de libro que, tras aviso, echo al toro a la arena. El usía sacó un pañuelo, debieron ser dos, y se ganó la bronca del respetable.
“El Fandi”, lila y oro. Largo saludo de capa. Tras cuidarlo en varas, quite vistoso y variado: chicuelita, afarolao, gaonera y serpentina. Lució en banderillas mostrando su poderío en este tercio. Brindó a sus compañeros de cartel. Comenzó de rodillas con derechazos limpios, para continuar con un trasteo preciso con gusto y ortodoxo, dándole los tiempos justos al toro que los tomaba con calidad, sin apreturas, debe reconocer este cronista que con belleza y maestría, cosa que no prodiga el granadino al que se han rendido hasta sus detractores, a lo que ha colaborado el noble y magnifico astado. Las ovaciones se sucedían una tras otra, merecidas, al final de cada serie. Terminó con un arrimón en dos circulares invertidos sin enmendarse y desplante de rodillas que puso la plaza bocabajo. Volapié a ley y 2 orejas de justicia.
A su segundo lo recibió con largas cambiadas y afarolao de rodillas. Nuevo lucimiento en banderillas, para comenzar con la muleta como con la capa, de rodillas por alto, al bajar la mano perdía las suyas el toro, que andaba justo de fuerzas. Esto condicionó que se defendiera en exceso y se fuera complicando el último tercio, el toro miraba al cuerpo, se revolvía en los remates y terminó rebrincado, tardeando en los cites. Nuevo volapié arriba. El usía concedió una oreja por aclamación de sus incondicionales.
José Maria Manzanares, marino y oro. Reaparecía en Granada y lo hizo de sobra, pues tuvo que saludar hasta cuatro toros para poder lidiar uno completo. Su primero fue un colorao noble y de gran calidad de Garcigrande, alto de cruz, al que solo vio por el pitón derecho, lo probó por el izquierdo pero no se acopló y desistió. Lo cuajó, aunque sin apreturas, por el derecho en muletazos templados largos y despaciosos, que trasmitieron mucho al público, dándole los tiempos justos entre las series. Volapié de lejos que dejó el acero caidillo necesitando de verduguillo. Paseó las 2 orejas de su oponente.
A su segundo, tras buena lidia de “Curro” Javier que mejoró su condición bajándole la cabeza, lo comenzó por derechazos limpios y templados, sin ceñirse. En la tercera serie cambió de mano en mitad de la suerte con belleza y toreria que llegó al tendido con transmisión a un público ya entregado a los maestros. Por el izquierdo tampoco lo vio. Estocada arriba y trofeo de una oreja.
Resumen: Plaza de toros de Granada. Quinto festejo de feria. Casi lleno. Encierro de Hermanos García Jiménez, desigual presentación y alguno justo de fuerza. 1º noble y extraordinario, 2º noble y justo de fuerza, 3º de Garcigrande noble y alto, 4º noble, 5 complicado, mirón y escaso de fuerza, 6º noble. El 3º titular, 1º y 2º sobreros de Gavira devueltos por inválidos. “El Juli”, 2 orejas y oreja. “El Fandi”, 2 orejas y oreja. Manzanares 2 orejas y oreja. Informa: Jesús Vázquez Montoya

Deja un comentario