13 junio, 2021

MADRID QUINTA DE LA FERIA ANIVERSARIO “EL FANDI” SERIO Y DECOROSO.

Encierro de remiendos, con un extraordinario toro de Moisés Fraile que se fue con las orejas y que junto a “El Fandi”, serio y con oficio, salvaron la calurosísima tarde.

Encierro de remiendos, con un extraordinario toro de Moisés Fraile que se fue con las orejas y que junto a “El Fandi”, serio y con oficio, salvaron la calurosísima tarde.
MONUMENTAL DE LAS VENTAS. QUINTA DE LA FERIA ANIVERSARIO. MADRID 04 DE JUNIO, TARDE MÁS QUE CALUROSA. ENTRADA MÁS DE TRES CUARTOS DE PLAZA.
3 toros de la ganadería de La Palmosilla, corridos en tercero, cuarto y quinto lugar, desiguales en presentación y juego, nobles; 2 toros de la ganadería de Torrealta, corridos en primero y segundo lugar, nobles, se dejaron; y 1 sobrero de Moisés Fraile, corrido en sexto, cómo 6°bis, de excelente juego. Destacable el sexto.
RAFAELILLO de azul cobre y oro, silencio y silencio.
DAVID FANDILA, “EL FANDI”, de verde mar y oro, saludos desde el tercio tras petición y ovación con saludos desde el tercio tras aviso.
MATIAS TÉJELA de lila y oro, silencio y silencio.
El de Moisés Fraile -corrido en sexto lugar bis- fue el toro de la tarde y eso que los veterinarios lo desecharon por dos veces. Con todo el tipo de Lisardo se empleo y empujo en dos fuertes varas, se vino de largo, arando la arena con el hocico, con fijeza, repitiendo, con nobleza y transmisión. Toro importante y que fue excelente colofón a una tarde tan simplona cómo calurosa.
RAFAELILLO abrió plaza con un precioso ejemplar que de inicio se vino con buen son y todo hacía presagiar que la tarde empezaba con buen pie. El murciano no terminó de acoplarse y su oponente echando la cara arriba le complicó. El cuarto descastado, se dejó, el diestro no lo entendió, mostrándose destemplado y por momentos forzado.
“EL FANDI” se la vio con dos ejemplares tan nobles cómo faltos de fuerza y el granadino muy acoplado les sacó partido con oficio y seriedad. Al primero de Torrealta lo llevó muy cuidado, incluso en banderillas, lo muleteo despacio, hilvanando una serie de naturales de mucho temple. El quinto duró menos que un chocolate a la puerta de un colegio; si al anterior lo tuvo que cuidar a este lo tuvo que mimar, dándole mucho sitio y llevarlo en línea para ayudarlo; con ello logró series templadísimas. Lástima que marró con los aceros. David deja un buen ambiente al estar muy por encima de sus dos oponentes y de no marrar con los aceros hubiera tocado pelo.
TEJELA a su primero, flojo y descastado, nada se podía salvo que abreviar; estuvo muy desafortunado con un mete y saca en los bajos. Con el sexto, el mejor con diferencia del encierro, se le presentaba la oportunidad a Matías y tan solo algunos detalles con la derecha y al natural enganchones. El buen ejemplar de Moisés se fue con una sonora ovación y para el diestro silencio que fue lo mejor que pudo “escuchar”.-

Deja un comentario