23 septiembre, 2021

MADRID SEXTA DE LA FERIA DE ANIVERSARIO. INDISCUTIBLE TRIUNFO DE “EL CORTIJILLO” Y PUERTA GRANDE PARA BAUTISTA.

La última de la feria para los de a pié vino con un corridón, tres ejemplares extraordinarios y un Abellán que se mostró inmenso al natural.

La última de la feria para los de a pié vino con un corridón, tres ejemplares extraordinarios y un Abellán que se mostró inmenso al natural.
MONUMENTAL DE LAS VENTAS SEXTA DE LA FERIA DE ANIVERSARIO. MADRID 05 DE JUNIO. TARDE CALUROSA, ENTRADA, MÁS DE TRES CUARTOS DE PLAZA.
5 toros de la ganadería de El Cortijillo y uno de Lozano Hermanos, bien presentados, con trapío y en el tipo; de buen juego, excelentes hechuras y franca embestida. Buen encierro. Destacables segundo, cuarto y quinto, extraordinarios, fueron muy aplaudidos y ovacionados.
MIGUEL ABELLÁN de purísima y oro, silencio y vuelta al ruedo.
JUAN BAUTISTA de gris plomo y oro, una oreja y una oreja.
ARTURO MACIAS de azul marino y oro, silencio y silencio.
El subalterno Curro Robles recibe una ovación en el quinto, por su buen hacer con los garapullos, teniendo que desmonterarse.
ABELLÁN, abriendo plaza se encontró un ejemplar que dio muestras de mansedumbre y el madrileño no terminó de acoplarse, dejándose enganchar en demasía. Con su segundo todo fue muy diferente. Un toro buenísimo, con codicia, con fijeza, repitiendo, noble, humillando; ingredientes más que suficientes para elaborar un gran guiso y vaya que lo fue. Miguel estuvo cumbre, le dio distancia y lo embarcó para hilvanar una faena portentosa al natural, de altísimos quilates, con hondura y profundidad, llevándolo muy templado y prendido en los flecos de la muleta. Sin duda lo mejor de la feria, quedará en la retina de los aficionados por mucho tiempo. Marró con la espada esfumándose los trofeos. La vuelta fue apoteósica.
BAUTISTA se encontró con el mejor lote; dos ejemplares de ensueño y en Madrid eso significa encumbrarse y arreglar la temporada. El francés lo aprovechó para abrir la puerta grande. Con su primero y cómo preludio, se abrió bien a la verónica; con la muleta, entendiendo las bondades de su oponente, conjugó unas series en redondo pausadas, templadas, aprovechando el buen son del astado. Bajó la intensidad al natural y enfrío algo el cotarro, para regresar a la diestra con adornos muy toreros; remató con una estocada trasera pero suficiente para el toro y para obtener el apéndice.- Llegó el quinto, un toro bajito y bien rematado que embistió de lujo y siempre por abajo y de largo. Al comenzar la faena el morlaco trató de irse pero Juan le dejó la muleta puesta y lo retuvo para ir ganado enteros en unas series firmes, llevándolo largo y calentando el tendido; remató con una entera algo caída que hizo rodar a su oponente y la petición, que fue concedida para abrirle a Bautista la puerta grande.- La ovación al toro intensa.
MACIAS, después de un buen quite por gaoneras, limpias, valientes y con los pies pegados a la arena, en el toro de Bautista, también recibió un excelente ejemplar en su primer turno; toro bravo, con fijeza, noble, para darle mucho sitio. El azteca no lo entendió y lo ahogó, poniéndose encima de los pitones con mucho valor. Las faenas hondas, profundas se hilvanan en la distancia y no encunado en los pitones. Con este proceder se le fue al mexicano un buen toro y una excelente oportunidad.- El sexto dio la impresión de lesionarse en el caballo, viéndose afectado durante el resto de la lidia; comenzó a medir y crear dificultades defendiéndose; Macías con arrojo y valor lo intentó sin llegar al tendido; para colmo de males mató muy mal y lo mejor que pudo pasar es el silencio para el de Aguascalientes.-

Deja un comentario