15 junio, 2021

MURIÓ JORGE ANAYA OROZCO.

Regina y Ventura, palabra que duele escribir. Primos, esta vida es como nadar contra corriente, muy difícil de aguantar, de llevar, pero llegar a la meta con medallas y reconocimientos es lo mejor que nos puede pasar, máxime si estas son de algún metal y se funden con amor

Regina y Ventura, palabra que duele escribir. Primos, esta vida es como nadar contra corriente, muy difícil de aguantar, de llevar, pero llegar a la meta con medallas y reconocimientos es lo mejor que nos puede pasar, máxime si estas son de algún metal y se funden con amor, con cariño, con el respeto y reconocimiento de familiares y amigos, de dejar solo recuerdos bonitos y cariñosos, como sé que Jorge, “El Puma”, (*), ganó de ambas, Jorge, mi sobrino, no solo fue un deportista ejemplar, también, según me he enterado, un hombre enamorado de su familia, de su hogar y de su México, al pedirte Ventura, que fueras por él hasta tierras lejanas para descansar en su patria, junto a los suyos, junto a su abuelita Zenaida y su tía Lety, a buen resguardo queda.
Regina y Ventura, se que las palabras salen sobrando, que Ustedes darían todo por no vivir estos momentos pero es imposible cambiarlos, además sus dos nietecitos, y Pepito, tu señor padre, los necesitaran hoy mas que nunca.
No solo un fortísimo abrazo y un cariñoso beso les mando a toda la familia, cuenten con mis oraciones y con la seguridad de que Dios les mandará una resignación, solo El sabe el porque de las cosas y por lo mismo no los abandonara. Un beso más para que lo compartan con la familia Anaya Vallarta y ayúdenme por favor a leer lo siguiente…
¡Oh Dios! Nuestro Creador y Redentor, con tu poder Cristo conquistó la muerte y volvió a Ti glorioso.
Que todos tus hijos que nos han precedido en la fe, especialmente Jorge Anaya Orozco, participen de su victoria y disfruten para siempre de la visión de tu gloria donde Cristo vive y reina contigo y el Espíritu Santo, Dios, por los siglos de los siglos. Amén.
Dales, Señor, el descanso eterno. Brille para ellos la luz perpetua. Descansen en paz. Amén.
María, Madre de Dios, y Madre de misericordia, ruega por nosotros y por todos los que han muerto en el regazo del Señor. Amén.
*Quien fue Jorge Anaya Orozco.
Reconocido como uno de los mejores nadadores jaliscienses de la historia y el símbolo del equipo de la Universidad de Guadalajara, que dominó las competencias en la década de los 80 y parte de los 90, el “Puma” Anaya fue un nadador especialista en el estilo libre y en mariposa.
Entre los logros de Jorge destacan la medalla de bronce conseguida en los Juegos Panamericanos Mar de la Plata 1995 en la prueba de 4 x 200 metros libres, junto con Nelson Vargas Escalera, Óscar Sótelo y el también tapatío José Castellanos. Cursó la carrera de ingeniería industrial en la Universidad de Clemson, donde destacó como el mejor nadador de la escuela en 1996. Compitió en el Campeonato Mundial Roma 1994, en los Juegos Mundiales Universitarios Fukuoka 1995, así como en competencias en Estados Unidos. Por su destacada carrera deportiva, en el 2002 ingresó al Salón de la Fama del Deporte de Jalisco.
A los 37 años de edad el cáncer le ganó la batalla este pasado jueves.

Deja un comentario