19 octubre, 2021

BREVE RESUMEN DE LA FERIA DEL ANIVERSARIO DE MADRID DEL 2010: BAUTISTA ABRE LA PUERTA GRANDE.

El abono de la Feria del Aniversario se compuso de cinco corridas de toros y un festejo de rejones. Comenzó con una corrida de toros el 31 de mayo, dos días después de terminar la cansina Feria de San Isidro, y concluyó el domingo 6 de junio con el festejo de rejones, habiendo una interrupción del ciclo el miércoles 2, cuando se celebró la Corrida de la Beneficencia.

El abono de la Feria del Aniversario se compuso de cinco corridas de toros y un festejo de rejones. Comenzó con una corrida de toros el 31 de mayo, dos días después de terminar la cansina Feria de San Isidro, y concluyó el domingo 6 de junio con el festejo de rejones, habiendo una interrupción del ciclo el miércoles 2, cuando se celebró la Corrida de la Beneficencia. Hubo dos cambios en los carteles por las ausencias de José Tomás y Julio Aparicio, tomando sus sitios Miguel Ángel Perera y “Rafaelillo”, respectivamente.
En esta extensión de San Isidro, lo que en realidad es la corta Feria del Aniversario, los resultados, tanto cuantitativos como calificativos de los festejos proporcionalmente han sido algo mejores que los de San Isidro. En cambio, bajó en número la asistencia de público a la plaza, ya que solamente hubo un lleno en la corrida del día 3, y poco faltó para ello en el en festejo de rejones, mientras que en la corrida que abrió el ciclo y en la del sábado 5 se cubrieron tres cuartas partes del aforo, y en las dos restantes solamente se llenaron dos tercios.
Veamos primero las reseñas para luego resaltar los resultados cuantitativos y hacer unas breves referencias a los diestros que se han destacadados:
Lunes, 31 de mayo. 1ª de la Feria Aniversario. Toros de “Valdefresno” (desiguales y descastados; el 1º, el 3º y el 6º nobles aunque parados y sosos) para Diego Urdiales (silencio; silencio tras aviso), Rubén Pinar (silencio; silencio) y Miguel Tendero (pitos tras aviso; silencio). Entrada: 3/4.
Martes, 1 de junio. 2ª de la Feria del Aniversario. Toros de “Vellosino” (cinqueños y bien presentados, en conjunto, encastados con los caballos y manejables en el último tercio; desentonó el 1º que tuvo dificultades, y sobresalió por su bondad el 5º) para Juan Mora (silencio tras aviso; silencio), Javier Conde (pitos tras aviso; pitos) y Curro Díaz (saludos; silencio). Entrada: 2/3.
Jueves, 3 de junio. 3ª de la Feria del Aniversario. Toros de Victoriano del Río, el sexto con el hierro de “Toros de Cortés” (presentación y juego variados; destacaron el 4º y 5º, y fueron complicados el 1º y el 6º ) para “El Fundi” (silencio; pitos tras aviso), Sebastián Castella (oreja; ovación tras dos avisos) y Miguel Ángel Perera, sustituyendo a José Tomás, (silencio; silencio). Entrada: lleno.
Viernes, 4 de junio. 4ª de la Feria del Aniversario. Dos toros de “Torrealta”, 1º y 2º, tres de “La Palmosilla”, 3º, 4º y 5º, y un sobrero de Moisés Fraile, 6º bis, (desiguales de presentación y juego; sobresalieron por la nobleza el 1º, el 2º y el 6º, y fueron descastados el 4º y 5º) para “Rafaelillo”, sustituyendo a Julio Aparicio, (silencio; silencio), “El Fandi” (saludos tras petición; saludos tras aviso) y Matías Tejela (silencio; silencio). Entrada: 2/3.
Sábado 5 de junio. 5ª de la Feria del Aniversario. Cinco toros de “El Cortijillo” y uno con el hierro de Lozano Hermanos (bien presentados, y manejables, siendo los mejores el 2º, el 4º y el 5º,y descastado y presentando dificultades el 6º) para Miguel Abellán (silencio; vuelta), Juan Bautista (oreja; oreja; salida por la Puerta Grande) y Arturo Macías (silencio; silencio). Entrada: 3/4.
Domingo, 6 de junio. 6ª de la Feria del Aniversario Toros de Fermín Bohórquez (nobles y manejables, aunque descastados) para Andy Cartagena (saludos tras petición; oreja), Diego Ventura (oreja; saludos) y Manuel Lupi, confirma la alternativa (saludos; saludos). Entrada: casi lleno.
Como puede verse en las reseñas de las cinco las corridas de toros, al completarse las 30 faenas ejecutadas por los 15 matadores, estas fueron evaluadas de la siguiente manera: cuatro con broncas, pitos o división de opiniones; 18 con silencios; una con ovaciones; tres con salidas al tercio; una con vuelta al ruedo sin oreja; y tres con una oreja. Además, como dos de estas las cortó el mismo diestro hubo una salida a hombros por Puerta Grande. En cambio, en la corrida de rejones, dos actuaciones fueron premiadas con una oreja y las otras cuatro con saludos en el tercio.
En las dos primeras corridas de los seis diestros que actuaron, solamente Curro Díaz se lució con un noble y buen toro del manejable encierro de “Vellosino”, teniendo que salir al tercio a corresponder a los aplausos tras una leve petición de oreja. Recibió al astado con unas templadas verónicas, para luego completarle una elegante y medida faena con artísticas facetas, pero sin redondearla. Lo menos elogiable que sucedió en esas dos tardes estuvo a cargo de Javier Conde quién desaprovechó las buenas condiciones de sus dos “vellosinos”. Como consecuencia, fue pitado al enviarlos al matadero. Por otro lado, Mora, Urdiales, Pinar y Miguel Tendero pasaron de puntillas por el ruedo madrileño. Los cuatro fueron silenciados.
La feria continuó el jueves, al día siguiente de celebrarse la Corrida de la Beneficencia. En esta corrida el triunfador fue Castella, al cortarle una oreja a un buen toro de Victoriano del Río y por estar cerca de llevarse otra más de su segundo toro. Sus faenas estuvieron marcadas por la firmeza, el valor y la entrega, y fueron efectuadas con ligue, temple y mando. La faena a su segundo perdió intensidad en la fase final. Por otro lado, “El Fundi” estuvo sin esforzarse con toros manejables, desilusionando a sus paisanos que le pitaron en el cuarto, después de silenciarlo en el primero. En cambio, Perera, con el peor lote del encierro, estuvo voluntarioso, pero lejos de conseguir el triunfo que buscaba. Oyó silencio en ambos.
En la corrida del viernes, el público fue a las Ventas con la ilusión de ver triunfar al valiente “Rafaelillo”, unos de cinco toreros que lo hicieron en San isidro, pero se encontraron con un Fandi toreando como ellos no lo esperaban. Sin embargo, “Rafaelillo” no le sacó todo el partido tenía el primero de la tarde, un noble ejemplar de “Torrealta”, y cumplió sin más con el descastado de “La Palmosilla”, que salió en cuarto lugar.
Matías Téjela tampoco se acopló a sus toros, y al igual que el diestro murciano, cosechó dos silencios al completar sus intervenciones. La sorpresa la proveyó “El Fandi”, al torear, tanto con el capote como con la muleta, a sus dos astados con gran parsimonia, clase y temple, y naturalmente como siempre, luciéndose en el segundo tercio. Se hubiera ganado algún trofeo, si no hubiera fallado con los aceros, suerte que usualmente domina. Salió al tercio a agradecer los fuertes aplausos al completar sus faenas. El granadino, sin obtener trofeos, con su buen hacer finalmente se ha ganado el respeto de la exigente afición de las Ventas.
De las cinco corridas de toros la más entretenida fue la última, en la cual se lidió un noble y manejable y bien presentado encierro de “El Cortijillo”, que hizo posible que Juan Bautista cortara una oreja a cada toro de su lote, para así salir a hombros por la Puerta Grande, y que Miguel Abellán diera una vuelta a ruedo por una faena de oreja.
Abellán toreó con gran ánimo y con la sabiduría de un maestro. A su primer toro, un agresivo y complejo animal, lo dominó y con valentía intento sacar la faena que el toro no tenía. Fue silenciado. Lo bueno llegó en su noble segundo astado, al que le hizo una sabia faena, sobándolo y dándole las distancias al animal, para luego, cruzándose, enlazarle ajustadas series por ambos lados. Destacaron dos series de lentos y largos naturales, que algunos críticos los han calificados como los mejores de la feria. Por tardar en cuadrar al toro para realizar la suerte suprema, perdió el trofeo que lo tenía más que merecido. Por otro lado, el mexicano Arturo Macías, aunque toreó con mucha voluntad y con indudable valor, su hacer no caló en los tendidos. De la actuación de Bautista, quien ha sido el único matador que este año en las ferias primaverales madrileñas ha tenido la distinción de abrir la Puerta Grande, el catedrático y critico Andrés Amorós, en parte, escribió lo siguiente en su crónica de ABC:
Las reses de la segunda divisa de los Lozano han sacado las virtudes tradicionales de los mejores Núñez… Con este material, Juan Bautista puede lucir sus mejores virtudes. En el segundo, lancea con gusto y logra ligar, con la muleta, desmayando el toreo, casi mirando al tendido, con posturas estéticas. Lo mejor es la gran estocada, en el centro del ruedo… El quinto, que brinda a Eloy Cavazos (como, antes, Macías), mansea primero, luego humilla de maravilla, le permite dibujar el toreo, con mucho reposo, casi de salón. Aunque la estocada queda desprendida, el entusiasmo popular logra la segunda oreja y la salida en hombros.
El domingo, 6 de junio, se cerró la feria con la corrida de rejones, en la cual tanto Andy Cartagena como Diego Ventura deleitaron a la concurrencia con los alardes de sus caballos toreros, al lidiar unos manejables, pero de poco fondo, astados de Fermín Bohórquez. Ambos caballeros cortaron una oreja a un toro de sus respectivos lotes, e igualmente perdieron otra por fallar con los rejones de muerte. En este festejo, el rejoneador portugués Manuel Lupi confirmó la alternativa con lucidas labores, las que sin embargo carecieron del impacto que tuvieron las del padrino y el testigo. Saludó en los medios al rematar a ambos toros. Como es lo habitual, el público festivo, que casi llenaba la plaza, disfrutó con el alegre espectáculo con que los caballeros clausuraron la feria.

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com