13 junio, 2021

DOS HIJOS DE TOREROS SE DOCTORAN EL MISMO DIA, ALEJANDRO ESPLA Y DAMASO GONZALEZ.

La tarde del domingo, 20 de junio, se dio el raro caso que, sin planearlo de esa manera, dos novilleros, hijos de famosos matadores de toros, coincidieron en tomar la alternativa el mismo día, y ambos lo hicieron en la ciudad de su nacimiento: Alejandro Esplá en Alicante y Dámaso González en Albacete.

La tarde del domingo, 20 de junio, se dio el raro caso que, sin planearlo de esa manera, dos novilleros, hijos de famosos matadores de toros, coincidieron en tomar la alternativa el mismo día, y ambos lo hicieron en la ciudad de su nacimiento: Alejandro Esplá en Alicante y Dámaso González en Albacete.
Alejandro es hijo del maestro alicantino Luís Francisco Esplá. Debutó con caballos en Alicante en el 2007, a la edad de 24 años, después de haber terminado sus estudios universitarios. Hasta su alternativa ha toreado relativamente poco y a menudo en plazas de tercera categoría. En 2007 toreó 16 novilladas cortando nueve orejas y en la presente temporada ha actuado solo en dos novilladas. La última en Sevilla, por donde pasó sin pena ni gloria. Ha llegado al doctorado sin haber hecho su presentación como novillero en Madrid.
Alejandro ha tomado la alternativa de manos de su padre y con “Morante de la Puebla” ejerciendo de testigo. Esa tarde se lidió un encierro de Juan Pedro Domecq, cuyos toros en conjunto eran pobres de presencia, descastados y escasos de fuerza. El toricantano se lució en un quite en el toro de la ceremonia, y después de recibir los trastos de manos de su padre, le brindó a él. Su faena fue voluntariosa e insulsa a un toro parado que trasmitía poco. Mató de una estocada baja y le concedieron una oreja generosa. En su segundo, un animal más movido, la faena tampoco fue bien rematada, y en ella mostró su lógica falta de técnica. Mató de una estocada caída, y de nuevo el público pidió una oreja que el presidente concedió. Esto le hizo merecedor de salir por la Puerta Grande, lo que hizo acompañado de su padre.
También el padrino y el testigo obtuvieron una oreja. Esplá estando en maestro y toreando con gran facilidad, le cortó la oreja al segundo toro. Invitó a banderillear a su hijo y al sevillano y, lo que hicieron lucidamente, destacando el par de Morante. Con el parado cuarto astado, el alicantino poco pudo hacer con la muleta. En cambio, volvió a destacar con los palos. Los pares por dentro fueron perfectos. Hubo una fuerte petición de oreja, no tanto por la faena sino como premio a una larga y triunfal carrera, pero el presidente no la concedió. Este fue el último toro que Luís Francisco lidió en su carrera, pues el maestro había reaparecido, después de retirarse la temporada pasada, con el solo objeto de apadrinar a su hijo. Al terminarse el festejo Alejandro le cortó la coleta. La tarde estuvo repleta de momentos emocionantes que el público apreció con sentimiento y cariño. Por otro lado, Morante fue el protagonista de lo mejor hecho en el festejo. Toreó con el capote con arte, majestad y temple en varias ocasiones, puso un gran par de banderillas e hizo una faena a un toro molesto, que fue lograda con valor y maestría, aparte de con su consabido arte. Le valió un merecido apéndice.
Dámaso González, es hijo del matador retirado del mismo nombre. Cuando tenia 20 años debutó con picadores en Orihuela el 3 de junio del 2006, y luego su carrera novilleril, que comenzó muy prometedora, no ha proseguido por un camino ascendente, llegando a la alternativa sin haber debutado en Madrid y sin recientemente haber toreado en plazas importantes. En la presente temporada solo ha actuado en una novillada.
El festejo de la alternativa de González en Albacete no ha sido triunfalista como el de Esplá en Alicante, pues en la Corrida de Asprona solo hubo un triunfador: José María Manzanares. El cartel lo formaban el toricantano, el padrino Rivera Ordóñez, que por primera vez actuaba con el apodo “Paquirri”, en honor a su progenitor, y como testigo Manzanares. Lidiaron también un encierro de pobre presencia de Juan Pedro Domecq, con tres ejemplares manejables y otros tres escasos de casta y fuerzas. Y uno de los complicados fue el primero, con el que Dámaso se doctoró. Hubo un momento emocionante en la plaza al nuevo doctor brindarle el toro de la ceremonia a su famoso padre. Con este animal el neófito matador estuvo valiente con capote y muleta, pero mal con la espada. Con el sexto, de mejores condiciones que el primero, Dámaso, aunque estuvo voluntarioso, no se acopló al astado, y de nuevo falló con la tizona. Al completar sus labores fue fuertemente aplaudido por sus paisanos. Rivera Ordóñez hizo honor a su nuevo apodo completando buenos tercios de banderillas; y con la muleta, al segundo astado le hizo una faena variada dirigida a la galería. La faena al rajado cuarto astado, que apenas se movía, se quedó en un intento de lucimiento. Por su voluntariosa labor fue fuertemente aplaudido y tuvo que salir a saludar a los medios al rematar a ambos toros. José María Manzanares, con los mejores ’juanpedros’, ha sumado tres trofeos más a los muchos que lleva cosechados desde el comienzo de la temporada. Y otra vez más, los consiguió bordando un toreo profundo y majestuoso que ya es su marca propia, y también rematando las faenas usando la espada como si fuera un cañón. Abandonó el ruedo saliendo a hombros por el portón de los triunfadores.
A los nuevos doctores Alejandro Esplá y Dámaso González, quienes se han hecho toreros a la sombra de la fama de los grandes toreros que sus padres fueron, ahora les queda probar que en los ruedos por si solos con los toros, pues los ilustres apellidos de aquí en adelante les ayudarán poco, pueden igualar, o preferiblemente mejorar, todo lo grande que sus padres lograron.
Reseñas.
Alicante, 20 de junio. 3ª de la Feria de Hogueras. Toros de Juan Pedro Domecq (mal presentados y bajos de casta, pero noble y manejables en general; el 3º presentó dificultades; el mejor el 6º que fue bravo) para Luís Francisco Esplá, que reaparecía y al mismo tiempo se despedía del toreo activo (oreja; saludos tras fuerte petición; salida a hombros), “Morante de la Puebla” (silencio; oreja tras aviso) y Alejandro Esplá, que tomaba la alternativa (oreja; oreja; salida a hombros). Entrada: ¾.
Albacete, 20 de junio. Corrida de Asprona. Toros de Juan Pedro Domecq y “Parladé”, el 1º, (de escasa presencia en conjunto; el 1º, el 2º y 4º descastados; el 3º noble y bravo, y el 5 y el 6º manejables) para Rivera Ordóñez “Paquirri” (saludos; saludos), José María Manzanares (dos orejas; oreja; salida a hombros) y Dámaso González, que tomaba la alternativa (ovación; ovación). Entrada: ½.

Deja un comentario