EL NOVILLERO FRANCÉS TOMÁS CERQUEIRA FUE EL MEJOR LIBRADO EN LA PLAZA MÉXICO.

Sin haber conseguido algún trofeo, ni vuelta al ruedo por fallas con la espada el novillero francés Tomás Cerqueira fue quien sobresalió en la octava novillada de la Plaza Monumental México, donde pudo demostrar su buen toreo de capa y muleta, faltándole solo sellar con las espadas lo que pudo ser una tarde triunfal con dos de los novillos que se dejaron meter mano, uno de la dehesa de La Muralla y otro de Villa Carmela, dos novillos que incluyendo otro de Villa Carmela, se dejaron meter mano como para haberles cortado las orejas, pero las fallas con los aceros, impidieron un triunfo sobre todo del novillero francés.
Y tanto Luís Conrado como Pedro Núñez “Chavalillo” salieron en blanco esta tarde, ya sea como el caso de Luís Conrado que no tuvo enemigos que le ayudaran a demostrar que es un torero diferente y que tiene con que salir adelante, además de ser un valiente que no pide tregua, pero que ante dos novillos, uno de cada ganadería anunciada, no le dejaron forma alguna de meterles mano y sobresalir en esta su tercera tarde en el ruedo de la capital. Su valor no tiene discusión e incluso ahora se llevo tremendo susto al verse colgado materialmente de un pitón y llevarse una verdadera paliza al estar debajo de las patas de su segundo enemigo, del cual sacó un leve puntazo en la cabeza que hacía correr un hilo de sangre por el rostro de Luís Conrado.
Y Pedro Núñez “Chavalillo” cargo con un novillo de La Muralla que fue protestado desde su salida por lo cornicorto de sus astas y eso le descontrolo en su labor, teniendo que aguantar las discrepancias del público y de paso descontrolar al novillero que hacia su presentación, mostrando su nerviosismo lógico, además estuvo mal con la espada y fueron más pitos que palmas para el novillo y el novillero.
Un poco más decidido con su segundo “Chavalillo” logro algunos pasajes buenos con capote y muleta, pero ante la clase del novillo de Villa Carmela y un par de desarmes del novillero, más una lesión que sufrió en el pulgar de la mano izquierda, hicieron que se descontrolara y fuera increpado por el público, ahora directamente contra él y aplaudiendo al novillo al final. Pedro Núñez “Chavalillo” fue atendido en la enfermería infiltrándole la mano y colocándole una férula en el pulgar para luego sacarle placas de esa lesión que tuvo en su debut nada afortunado.

Deja un comentario