5 agosto, 2021

ALEJANDO LÓPEZ POR BUEN CAMINO… RATAS DE DOS Y CUATRO PATAS EN ZACATECAS.

GRIS FUE la ultima novillada en Zacatecas, y lo digo por varios sucesos vistos, irónicamente el sol brilló toda la tarde cuando íbamos con grandes probabilidades y temores de que fuera un festejo pasado por agua, hubo tres triunfadores a pesar de que aparento ser pesimista.

GRIS FUE la ultima novillada en Zacatecas, y lo digo por varios sucesos vistos, irónicamente el sol brilló toda la tarde cuando íbamos con grandes probabilidades y temores de que fuera un festejo pasado por agua, hubo tres triunfadores a pesar de que aparento ser pesimista.
EL PRIMERO fue… Nos habían comentado algunas personas que el joven debutante, Alejandro López, estaba siendo muy anticipado para enfrentar estos serios compromisos de matar novilladas en tercia y en lugares de importancia. Efectivamente Alejandro muestra lo nuevo que es pero solo en ciertos momentos, el sitio se adquiere toreando con continuidad y él apenas inicia en esta profesión, sin embargo enseñó tres invaluables dones que la naturaleza le dio, o al menos esto mostró en esta tarde, el valor, el temple y la vergüenza. Valor porque aguanta las embestidas y logra engarzar tandas largas, largas y templadas sin que los pitones de sus enemigos le toquen el engaño y desde luego que eso llega a los tendidos. Vergüenza… Le vimos abandonar el coso convertido en un mar de lágrimas, enojado, molesto y rumiando el coraje de no salir en hombros, sin aspavientos, escondiéndose de la vista de los aficionados que salían de la plaza y se lo creemos, Alejandro siempre ha mostrado una afición muy grande. Pinchó a su primero y se le fue como mínimo un apéndice, dio una vuelta al ruedo, la única de la tarde. ¿Para que se le quite lo verde?. Pues esto esta en manos de los empresarios, dándole toros si es que saben ver a los buenos prospectos.
EL SEGUNDO éxito de este festejo perteneció a José Julián Llaguno, propietario de la dehesa lidiada. Novillos-toros bien presentados y que no se comían a nadie. Sin embargo al primer espada, Juan Camilo Alzate no le vemos avances por ningún lado, del segundo coleta, Luís Ignacio Escobedo, mejor ni hablamos. ¡Ah, pero como posó a la salida para las fotos con las de minifalda!.
¿Y QUIEN se llevo la tarde?… ¡¡¡Tarde y vehiculo!!!. Pues fue quien se robó la camioneta de Raúl Cabral Soto, jefe de los servicios médicos del coso de cantera, que se encontraba estacionada entre ese coso y su vecino estadio de fútbol, a escasos pasos de la entrada al estacionamiento de la tan citada plaza. Raúl hizo acto de presencia a la hora del sorteo, reviso todo estuviera en orden en la enfermería, fue a comer y al regresar y notar que no había espacio ya para su camioneta frente a la puerta del coso, opto por dejarla en otro frente, el de la entrada principal al área donde se van acomodando los autos de toreros, empresa y personas que han llegado con anticipación, al salir a eso de las ocho de la noche lo encontramos parado en el lugar descrito, le ofrecimos llevarlo pensando todo menos en que su patrimonio hubiese sido afectado. Algo anda muy mal en Zacatecas. ¿Acaso se nota o son inventos míos?.
OTRO DETALLE vivido fue el que la H. Autoridad, el licenciado Carlos Ibargüengoitia, amonesto de maneras fuertes a dos picadores por pasar las líneas paralelas a las tablas que marcan las reglas de picar a las reses. Fuimos testigos que para hacer cumplir la orden varios empleados de reglamentos pretendían detener a los montados, el buen criterio de Carlos evitó todo esto y sinceramente creo que él es un joven que le da correcta interpretación a las leyes que rigen los espectáculos taurinos, sabe mediar, es elástico tal y como debe de ser al buscar el espectáculo crezca. Debo también de aclarar que la infracción se da por las dificultades que el astado ofreció, jamás fue una acción premeditada de los de a caballo.
Y SI en los alrededores de las instalaciones hay ratas de dos patas, en el interior las de cuatro están convirtiendo el patio de cuadrillas, corrales y caballerizas en una verdadera y gran zona habitacional de lujo para los roedores. Esto es muy normal cuando las cosas se dan de maneras positivas para la proliferación de estas plagas, nula vigilancia en el entorno del coso y un basurero en los lugares descritos. En el ruedo se comienza a notar la falta de mantenimiento, las tablas de las decoloradas barreras lucen otro “fraccionamiento”, en el que habitan la polilla y los bichos que suelen rondar los maderos. Ni idea en quien recaiga la responsabilidad de solucionar esos problemas, el coso es propiedad del estado y ahí entra el patronato de la feria, deben ya de tomar al toro por los cuernos y darle su manita de gato, dejarlo “rechinando de limpio”, llega la feria y debe de presumirse la cantera acomodada hasta dar aspecto de plaza de toros de primera. Pasadas experiencias vividas en otro lugares me hacen saber que al rentar “X” lugar, este signa que el inmueble debe de regresarse tal y como es entregado. Por lo mismo pues se corre el riesgo de que la basura bloqueara el paso a quien tenga quehacer en esos rumbos. Me da la impresión de tener semejanza con eso de que bajo la alfombra no se nota el polvo.
EL DOMINGO no hay festejo alguno, la feria inicia hasta el día 5, por lo tanto encaja a la perfección el tiempo suficiente para darle un correcto y urgente maquillaje a esa edificación. Lo que desconozco por completo es si el juez de plaza puede multar al coso por estar en un estado muy cochino.
EN NUESTRA corta estancia en esa ciudad conocimos que… Antonio Romero va a Guadalajara este domingo con novillos de Ramiro Alatorre, con probabilidades de que a los ocho días debute en la plaza México, coso mismo que puede ver pronto a Juan José Vián, “El Palentino”, según el ofrecimiento dado por los dirigentes de ese lugar, y por cierto ya le fueron retirados los últimos puntos que cerraban la herida sufrida en esta misma plaza en la tarde inaugural de la mini temporada que vio su fin hace solo una pocas horas. Por cierto que terminando el paseíllo se tributó un minuto de aplausos a la memoria de Gabriel Meléndez, el picador potosino apodado como “La Coca…”, a la hora del sorteo llegó la noticia de su fallecimiento en su tierra natal, que en paz esté mi buen amigo Gabriel… Nos Vemos.

Deja un comentario