19 octubre, 2021

SIETE ANIMALITOS “CONSENTIDOS” ECHAN POR TIERRA LA CORRIDA DE DAIMIEL.

Ayer les dábamos la reseña de lo sucedido en Daimiel, Ciudad Real, hoy Ignacio Rubio nos amplía la nota…

Ayer les dábamos la reseña de lo sucedido en Daimiel, Ciudad Real, hoy Ignacio Rubio nos amplía la nota… Dos tercios de plaza. Toros de Hermanos Tornay, descastados, flojos y sospechosos de pitones impresentables y mas en esta plaza de las afamadas toristas, desde tiempo inmemorial. El Fandi, ovación y oreja. Luís Miguel Vázquez, ovación y palmas. Daniel Luque, que sustituía a Perera, oreja y oreja.
Otro nuevo fracaso ganadero para un festejo insípido y desesperante, consentido y avalado por las llamadas figuras del toreo, ayer David Fandila y Miguel Ángel Perera que estaba anunciado en el cartel y sustituido por Daniel Luque son los culpables junto a otros consentidores de presentar una corrida INPRESENTABLE EN TODO, sálvese Luís Miguel Vázquez de este desaguisado al ser mera comparsa en el desastre.
Daimiel fue noticia a nivel nacional hace años por presentar toros en puntas y en condiciones y ayer las brochas de afeitar que lucieron varios de los toros de los Hermanos Tornay de juzgado de guardia y no hablemos de la falta de fuerza y casta, eso si no molestaron para nada. El señor FANDI se permite el lujo de pedir el cambio de tercio antes de entrar a picar el toro, LAMENTABLE y consentido claro.
En lo artístico apaga y vámonos EL FANDI apático y aburrido clavo siete pares muy aclamados por el publico la mayoría traseros y caídos sin cuadrar delante, pero se le permite, de sus faenas créanme que no recuerdo nada, ah por cierto corto una oreja del cuarto en el debe del presidente que ayer se le paró el reloj y quiso que saliera un torero a hombros.
LUÍS MIGUEL VAZQUEZ, no tuvo su día y la pena es que como son tan pocos y encima te estrellas con una vacada semejante impuesta por las figuritas, si encima que torea poco y en tu plaza llegas a pasar desapercibido, pues esta todo dicho.
DANIEL LUQUE al menos salió con ganas y puedo recordar dos series con la derecha y una al natural y un racimo de verónicas al sexo y la disposición y las ganas que dan la juventud y la predisposición de la presidencia de que aquel esperpento pareciera festivo y positivo, después de una “faenita sin más” tres pinchazos y un descabello si no hay que dar trofeo no se da a pesar de que lo pidan “unos pocos”. En definitiva esta situación traerá otra seguro y si DAIMIEL tiene que volver a sus origines del toro, toro pues bendito sea.

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com