24 julio, 2021

RIP VALPARAISO… EL CONDE, BARBA, DELIGORGE E HILDA ENORMES… LO DICHO COMENDADOR.

ZACATECAS 5 de septiembre de 2010. Simple y sencillamente, ni una palabra mas, la ganadería de Valparaíso ha pasado a mejor vida… !Que en paz este con sus recuerdos!.

ZACATECAS 5 de septiembre de 2010. Simple y sencillamente, ni una palabra mas, la ganadería de Valparaíso ha pasado a mejor vida… !Que en paz este con sus recuerdos!.
ANTE CASI un tercio del aforo del coso de cantera se dio la primera de las cinco corridas de feria, Alfredo Ríos, “El Conde”, oreja en su primero. Fabián Barba, Jorge Delijorge e Hilda Tenorio se han jugado la epidermis de manera alegre, tanto que con un encierro así el merito de enfrentar este compromiso valió la pena el boleto, un encierro bronco, descastado, muy gordo que pidió el carnet a sus matadores que de verdad sudaron el terno, indigno de cualesquier plaza.
ME HA gustado la actitud de los cuatro, el temple de Alfredo Ríos y su actitud de estar siempre machacón, insistente, desde luego que muy bien con las banderillas, faenas de mucho merito por la mansedumbre de lo que tenia enfrente y siempre estructurando su quehacer, bien, bien de verdad.
FABIÁN BARBA. Es este torero un hombre al que creo tienen que tomar mas en cuanta las empresas, al igual que a sus alternantes de esta tarde, el de Aguascalientes ha mostrado oficio, cabeza, técnica y se desenvolvió con soltura ante los galafates que el destino le dejó por medio del sorteo, en Fabián hay un torero.
EL DE casa, Jorge Delijorge. De plano, no se rajó con dos esperpentos con pitones, otro que tiene con que seguir por un camino muy digno.
HILDA TENORIO. El primero de la espigada torera michoacana regresó a los corrales ya que salió con un pitón lastimado, Hilda se vio con sitio, con valor y afición con el “bis” y después de varios pinchazos recorrió el anillo. Su segundo, el mas chico del encierro, quizás demasiado, fue bobo a carta cabal, saliendo suelto y queriéndose rajar en todo momento, sin pizca de emotividad, Hilda lo entendió a la perfección e instrumento varias limpias y templadas tandas de naturales, sabrosos adornos, trincherillas, desdenes e intentar terminar toreando por alto cuando surge lo dicho por el comendador… El indulto es solicitado increíblemente y es “autorizado” por el juez de plaza. Indulto indigno a todas luces, las plazas están invadidas por villamelones fiesteros, no taurinos. Ya ampliaremos lo visto… Nos Vemos.
NOTA… El “indultado” pertenecía a la dehesa de Marrón, era el segundo reserva, trucos de la administración de la torera que no supo “torear” el juez de plaza.

Deja un comentario