23 octubre, 2021

EL ARTE Y EL DUENDE TAPADO POR EL TRIUNFALISMO EN VILLARRUBIA.

VILLARRUBIA DE LOS OJOS, Ciudad Real. Media plaza. Cinco toros de El Cortijillo, de buen juego y uno (5º) de Lozano Hermanos. El 6º, de nombre Herrero, número 54, fue indultado. Curro Díaz, dos orejas y oreja. Fernando Robleño, vuelta al ruedo y dos orejas y rabo. Rubén Pinar, dos orejas y dos orejas y rabo simbólicas.

VILLARRUBIA DE LOS OJOS, Ciudad Real. Media plaza. Cinco toros de El Cortijillo, de buen juego y uno (5º) de Lozano Hermanos. El 6º, de nombre Herrero, número 54, fue indultado. Curro Díaz, dos orejas y oreja. Fernando Robleño, vuelta al ruedo y dos orejas y rabo. Rubén Pinar, dos orejas y dos orejas y rabo simbólicas.
No podía ser en otra plaza, tenía que ser Villarrubia de los Ojos donde volvimos a ver el toro en todo su esplendor en su coqueto y recién inaugurado coso multiusos que para gustos ahí está al menos cómodo excepto para los” bajitos” que curran en el callejón y al ceñirme al titular por las razones que acontecieron en el ruedo y en el palco.
En el ruedo surgió la inspiración y el duende de un torero integro lleno de arte que con el lote no mas bueno del festejo dibujo pasajes difíciles de olvidar, la forma de andar delante del toro, la suavidad y el temple en los pasajes, las trincherillas sublimes en definitiva el arte de cuchares en su máxima expresión el diestro CURRO DÍAZ, el linarense que repetía después del año pasado, vuelve a ganarse por derecho su vuelta con dos enemigos muy distintos el primero noble y a menos y el segundo un manso mirón que quería marcharse de la plaza, Curro lo metió en el canasto y corto oreja que supo a poco viendo el resto, en resumen mereció la pena y muy mucho estar allí.
FERNANDO ROBLEÑO mostró dos versiones muy distintas a su primero que lanceo con gusto y comenzó rodilla en tierra muy del agrado del público hizo faena muy completa por ambos pitones, aunque no exento de ventajillas y máxime después de una voltereta que le dejo mermado aunque continuo la lidia y pasar a la enfermería una vez finalizado, fue infiltrado y continuo la lidia y cuando todo lo tenía a favor la espada le volvió a fallar quedando el premio en vuelta y en su segundo un manso de libro que puso en apuros a los banderilleros con una pésima lidia, Robleño por una labor fantasmal al hilo del pitón continuamente y sin dejar las zapatillas ni una vez sola quietas corto un rabo por un espadazo en el rincón con el beneplácito de la presidencia como si aquello hubiera sido una obra magistral y más bien fue el huir del miedo.
RUBEN PINAR, mostró su buen momento en el primero un manso al que metió literalmente en el canasto con series en redondo por la derecha y una al natural con sus ventajillas de esconder la pata y citar muy al hilo pero su entrega innegable y la espada bien. El indulto se produjo en un toro manso huidizo y faena en tablas ¿Dónde estaba la justificación del indulto? Los de la “ola” lo pidieron el ruido de la plaza cubierta aumento la versión y la faena vulgarona donde las allá fue de máximo premio sin lugar a ello, Pinar cómplice en dicho acto como era protagonista pero el toro del que dudo mucho pueda padrear en el campo merecía la muerte y punto, pero bueno esta lo que bien acaba y al menos vimos toros íntegros sin caídas agónicas y una terna a jugársela así se hace fiesta y nadie se aburre y menos la Presidencia con tanta oferta.

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com