27 octubre, 2021

HERMOSA VENTURA EN ALMODÓVAR DEL CAMPO.

Con casi lleno en los tendidos, se celebró la primera corrida de rejones en la nueva plaza de toros de Almodóvar del Campo, y no pudo resultar más exitosa.
Se lidiaron toros de la ganadería de Santiago Domecq, bien presentados y que ofrecieron buen juego, en líneas generales.

Con casi lleno en los tendidos, se celebró la primera corrida de rejones en la nueva plaza de toros de Almodóvar del Campo, y no pudo resultar más exitosa.
Se lidiaron toros de la ganadería de Santiago Domecq, bien presentados y que ofrecieron buen juego, en líneas generales.
Fermín Bohórquez exhibió su tradicional clasicismo y elegancia en el cuarto de la tarde, destacando un extraordinario par a dos manos, de gran ejecución. Estuvieron fríos, rejoneador y público. Al final, cortó un apéndice.
Hermoso de Mendoza obtuvo un balance de tres orejas. Resaltar la faena a su segundo, donde destacó montando al castaño Curro, con el que puso dos rejones de castigo. Rayaron a gran nivel las estrellas de su cuadra Patanegra, Silveti, o Pirata, con el que puso tres cortas y un par de cortas a dos manos, antes del rejonazo, que hizo que cayeran en sus manos las dos orejas.
En su primero estuvo sensacional montando a Chenel, con quien templó la embestida del de Domecq, y dándole auténticos muletazos con el pecho del caballo.
Diego Ventura fue el triunfador indiscutible del festejo, poniendo en pie a los tendidos con un toreo de garra, sentimiento y espectacularidad. Arriesgó al máximo en su primer toro, bordándolo con Nazarí en el toreo de costado y dando una vuelta por completo a la plaza. De tal suerte que llevó al toro cosido a la montura a escasos milímetros, con muchísima pureza, lo que hizo enloquecer al graderío. El delirio continuó con el toreo a dos pistas y sus cites tierra a tierra. Soberbio el hispano-luso mató de un rejonazo y se llevó a su esportón los máximos trofeos.
Con el que cerraba plaza, el más complicado del encierro, Ventura quiso hacer pleno y lo consiguió. Quiso superarse a sí mismo, cumbre del mejor toreo a caballo. Lo paró y templó de manera magistral con Maletilla; la locura se desató con Morante, pisando terrenos inverosímiles y pegando los característicos ‘bocados’ al toro, impactó Oro y su “pata coja”, y el balanceo, rotundo con las cortas y a dos manos, el telefonazo fue la guinda, pinchó antes de cobrar el rejón definitivo y perdió el posible rabo. Aun así, tarde redonda de Diego Ventura que en esta ocasión ganó la partida al navarro con corte de cuatro orejas y un rabo.
Lo dicho, un Hermoso delirio… la competencia del mejor toreo a caballo en Almodóvar del Campo.

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com