29 julio, 2021

26 DE SEPTIEMBRE DE 1984, LA TRAGEDIA DE POZOBLANCO.

Francisco Rivera Pérez, mas conocido como “Paquirri”, torero importante del siglo XX, base del cartel que se vio en Pozoblanco, provincia de Córdoba, el 26 de septiembre de 1984 y que compartió con José Cubero, “El Yiyo”, y Vicente Ruiz, “El Soro”, con toros de Sayalero y Bandrés, cartel al que se le llamó posteriormente como “maldito”.

Francisco Rivera Pérez, mas conocido como “Paquirri”, torero importante del siglo XX, base del cartel que se vio en Pozoblanco, provincia de Córdoba, el 26 de septiembre de 1984 y que compartió con José Cubero, “El Yiyo”, y Vicente Ruiz, “El Soro”, con toros de Sayalero y Bandrés, cartel al que se le llamó posteriormente como “maldito”. Sayalero y Bandrés había mandado esa tarde a “Avispado” que infirió grave cornada al torero nacido en Zahara de los Atunes, Cádiz, y avecindado en Barbate, y horas después de la cornada dejar este mundo.
La tragedia creció enormidades al difundirse un video grabado en la enfermería en el que se ve al torero dirigirse al medico de plaza y literalmente decirle lo que tenia que hacer. Craso error, el galeno se asusto tanto que no supo que hacer y en cambio ordenar se le trasladar, vía carretera, a Córdoba, en cuyo trayecto dejó de existir precisamente por la falta de atención de un galeno capaz.
Hoy lo recordamos como un torero todo vergüenza. Casado con Carmina, hija del maestro Antonio Ordóñez, procrearon dos hijos que en la actualidad están en lo alto del escalafón taurino de España, el nuevo “Paquirri” y su hermano Cayetano. Matrimoniado por segunda ocasión, después del divorcio, con la cantante Isabel Pantoja le hizo acrecentar su popularidad.
Al final de su vida había lidiado toros en 1.379 corridas y había cortado 2.111 orejas y 218 rabos. Sólo recibió 27 avisos en toda su vida profesional.
Lo de llamar a esta corrida como “maldita” se debe a que “El Yiyo” murió a los once meses posteriores a lo de Pazoblanco, el 30 de agosto del 85, “Burlero”, de Marcos Núñez, en Colmenar Viejo, le partió el corazón. “El Soro” quedo imposibilitado a continuar en la brega a causas de serias lesiones en sus extremidades inferiores. Uno de los socios de la ganadería, Juan Luís Bandrés, fue asesinado a tiros por uno de sus ex empleados.
Motivos más que suficientes desgraciadamente para asegurar que si fue un cartel maldecido por el destino.

Deja un comentario