5 agosto, 2021

FALLECE EL REJONEADOR BERNARDINO LANDETE, CREADOR DEL PAR AL VIOLÍN.

Landete fue en los años 50 una destacada figura del toreo a caballo y alternó en numerosas ocasiones con Ángel Peralta.
El rejoneador Bernardino Landete Navarro, que fue figura en los años cincuenta, y cuya principal aportación al toreo fue la invención del par al violín, ha fallecido en Alicante, a los 84 años.

Landete fue en los años 50 una destacada figura del toreo a caballo y alternó en numerosas ocasiones con Ángel Peralta.
El rejoneador Bernardino Landete Navarro, que fue figura en los años cincuenta, y cuya principal aportación al toreo fue la invención del par al violín, ha fallecido en Alicante, a los 84 años.
Su sobrino, el también rejoneador Juan Manuel Landete, ha explicado que Bernardino Landete rivalizó, compartiendo protagonismo, nada menos que con Ángel Peralta. Entonces había menos rejoneadores, pero aquellos eran muy buenos, explicó el sobrino del finado.
En su debut en Las Ventas de Madrid, el 13 de marzo de 1955, cortó un oreja, y esa tarde puso por primera vez el par al violín o suerte al violín, que le dio mucha celebridad y que después ha sido adoptada en el toreo de a pie.
Sin antecedentes taurinos familiares, Landete comenzó a rejonear en 1952 cuando era muy conocido dentro del mundo de la hípica por los concursos nacionales e internacionales de doma, alta escuela y salto que ya había ganado desde 1931, año en el que se inició en este deporte.
Asimismo Juan Manuel Landete señaló que su tío fue un magnífico jinete, con un dominio del toreo que le haría escalar en muy poco tiempo los primeros puestos. Sus años dorados fueron los cincuenta, pero estuvo en activo hasta 1974, contó su sucesor en los ruedos, su sobrino Juan Manuel, que rejoneó también hasta 1979 y con quien actuó muchas tardes juntos.
Bernardino Landete había explicado cómo se le ocurrió el par al violín, con palabras que ahora reproduce su sobrino: Al haber jugado al polo se puede plantear que, igual que se le pega a la bola por el lado izquierdo, al toro también se le puede entrar por la izquierda. Y después nos dimos cuenta de que a veces los toros plantean problemas por el pitón derecho, o simplemente los caballos protestan por ahí, y esto es un recurso para clavar más fácil.
Asimismo añadió que es de sencillo, aunque no tanto, pues había que estudiar la forma de llegar al toro, y salir sin tropezarse. Sin duda, una genialidad, recalcó Juan Manuel.
Bernardino Landete hizo una breve incursión en el mundo del cine, en 1954, cuando rodó junto al también rejoneador Ángel Peralta unas escenas taurinas de la película hispano-británica La Princesa de Éboli, de Terence Young.
Sus restos mortales son velados en el Tanatorio de Alicante, y serán incinerados hoy, para cumplir su última voluntad, de esparcir sus cenizas en las viñas de la finca de recreo donde pasó sus últimos años, en Torrellano.
Fuente: www.alicanteactualidad.es

Deja un comentario