5 agosto, 2021

BREVE RESUMEN DE LA FERIA DE SAN MIGUEL DE SEVILLA:

La corta feria de San Miguel de Sevilla, que es más bien un fin de semana taurino, se inició con una novillada el viernes 24 de septiembre, continuó el sábado con una corrida de toros y se cerró el domingo con otro festejo mayor.

La corta feria de San Miguel de Sevilla, que es más bien un fin de semana taurino, se inició con una novillada el viernes 24 de septiembre, continuó el sábado con una corrida de toros y se cerró el domingo con otro festejo mayor.
En ninguno de los tres festejos hubo toreros triunfadores, aunque si fracasos ganaderos, que culminó en la corrida del domingo. Solamente en la novillada actuaron los tres toreros anunciados, pues en la corrida del sábado estuvo ausente Miguel Ángel Perera quien al no ser sustituido, causó que el cartel se quedara en un mano a mano entre El Cid y Daniel Luque. Por otro lado, en la corrida del domingo, en la que con Morante de la Puebla, El Juli y José Maria Manzanares se había compuesto el mejor posible cartel que pudiera anunciarse esta temporada. Ahora bien, al caerse del cartel el último espada, su lugar fue ocupado por el joven diestro sevillano Oliva Soto. A pesar de estos cambios el público no se restringió de acudir a la plaza, pues cubrió tres cuartos del aforo de la Maestranza en la novillada y en la corrida del sábado, y llenó el coso en la del domingo.
Los novillos de Toros de La Plata causaron que fuera aburrida la larga novillada, que duró casi dos horas y media, que abrió el abreviado ciclo ferial. Esaú Fernández estuvo valiente y mostrando buenas maneras en ambos novillos. En su intento de agradar fue cogido sin consecuencias por su primero, un novillo orientado, al iniciar la faena en los medios con un pase cambiado. El de Camas mantiene su cartel en Sevilla. También Martín Núñez fue volteado por su desclasado primer utrero, cuando insistía en ligar faena, pero con peor suerte que Esaú, pues sufrió un puntazo. Salió de la enfermería para confrontar al difícil cuarto animal, con el que estuvo valiente y voluntarioso. López Simón se enfrentó con dos desrazados novillos a los que intentó, con torería y firmeza, construirles faenas, haciendo un toreo vertical. Su primero llegó a echarse a mediado de faena. Abajo aparecen el parte facultativo de Martín Núñez y la reseña del festejo:
Parte médico: Herida inciso contusa en cara externa del muslo izquierdo que sólo interesa piel y celular subcutáneo. Se practica cura. Herida incisa en la palma de la mano izquierda. Varetazo corrido en la pala ilíaca izquierda sobre el puntazo.
Reseña: Sevilla, 24 de septiembre.1ª de Feria de San Miguel. Novillada. Novillos de Toros de la Plata, 6º bis, (justos de presentación, descastados, tardos y de poco juego) para Martín Núñez (silencio; saludos tras aviso), Esaú Fernández (saludos; saludos) y López Simón (saludos tras aviso; ovación tras aviso). Entrada: ¾.
En el mano a mano del sábado se apreció que El Cid y Daniel Luque vinieron a Sevilla con mayor disposición que tenían cuando en la Feria de Abril desaprovecharon algunas oportunidades para el lucimiento. En cambio, ahora sí habían motivados toreros en el ruedo, y los dos pusieron todo de su parte para conseguir el éxito, pero no encontraron el bravo material apropiado para conseguirlo, ya que los descastados, deslucidos y complicados toros de Alcurrucén solo permitieron que los dos sevillanos dieran algunas muestras de buen toreo. Como mano a mano el festejo fue decepcionante, pues para empezar el encuentro no tenía mucho sentido, ya que hasta ahora no había habido una obvia competición entre veterano maestro y el joven torero. Esta reseña muestra abreviadamente los resultados, pero no el desencanto de los espectadores:
Reseña. Sevilla, 25 de septiembre. 2ª de la Feria de San Miguel. Toros de Alcurrucén (de presentación desigual, descastados, deslucidos y con dificultades en conjunto) para Manuel Jesús El Cid (saludos; saludos; saludos) y Daniel Luque, mano a mano (silencio; silencio; saludos tras aviso). Entrada: ¾.
El desencanto total se colmó el domingo cuando el ganado lidiado dio motivo para que hubiera habido un motín en los tendidos, que no sucedió gracias tanto al civismo y la paciencia de público sevillano que llenaba la plaza como por la admiración que este siente por los toreros que estaban en el ruedo. Había gran ilusión por ver Morante y a El Juli, no solamente por sus triunfos en la pasada Feria de Abril, sino también porque el día anterior el madrileño venía de cortar ocho orejas y un rabo en Pozoblanco, y el sevillano de abrir la Puerta Grande en Barcelona. Ahora bien, nadie contaba con el desastre ganadero que causó el ver salir por el toril un de astado inválido de Hermanos Sampedro; un sobrero enclenque de Gavira; un toro manso de Hermanos Sampedro; un sobrero deslucido de Sampedro; un morucho inlidiable de Gavira y un manso total de Zalduendo, con los cuales Morante y El Juli hicieron poco notable, siendo silenciados en sus lotes, mientras que solamente Oliva Soto se salvó de la quema con los dos toros algo más toreables, pero poco, y contando con el apoyo del público. Curiosamente, el encierro estaba anunciado ser de Zalduendo, pero de los nueve toros que el ganadero trajo para el reconocimiento, únicamente se aprobaron cuatro y terminó lidiándose solamente uno. Aparte de las malas condiciones para la lidia, a los toros que salieron al ruedo les faltaba el trapío necesario para lidiarse en una plaza de primera como la Maestranza.
En Sevilla, no se recuerda que en el pasado se haya dado un caso similar, y la prensa y los aficionados ahora reparten la culpa por lo sucedido el domingo entre empresarios, autoridades, apoderados y las dos figuras por prestarse a esta clase de juego, que para hacerlo aun peor ha sido presenciado en el mundo por haber sido televisado por Canal Plus. Títulos de las críticas en la prensa como estos hacen eco del rotundo fracaso ganadero: “Podrida corrida de Zalduendo y hermanos de remiendo” en EL MUNDO, “Tarde de inválidos” en ABC o “Un insulto a la fiesta” en el DIARIO SEVILLA. Aquí con esta reseña pongo punto final a esta breve recolección de lo que fue la breve Feria de San Miguel en Sevilla:
Sevilla, 26 de septiembre. 3ª de la Feria de San Miguel. Solo se lidió un toro de del encierro anunciado de Zalduendo, el 6º, dos de Gavira, el 2º bis y el 5º bis, más tres de Hermanos Sanpedro, el 1º, el 3º y el 4º bis, (mal presentados y de nulo juego, descastados con pocas fuerzas y sin transmisión; el más manejable el 3º e ilidiable el 5º) para Morante de la Puebla (silencio; silencio), El Juli (silencio; silencio) y Oliva Soto, sustituyendo a José María Manzanares (saludos; saludos). Entrada; lleno.

Deja un comentario