29 julio, 2021

¿QUIÉN DIJO QUE LOS TOROS NO ESTÁN DE “MODA”?

Cristina Sánchez esta en un momento especialmente delicado. Vetado en Cataluña y con más detractores que seguidores, el mundo del toreo vive sin embargo un renacer gracias a otros sectores. Es el caso de la moda. Desde hace un tiempo, firmas y diseñadores recuperan la esencia torera en sus colecciones.

Cristina Sánchez esta en un momento especialmente delicado. Vetado en Cataluña y con más detractores que seguidores, el mundo del toreo vive sin embargo un renacer gracias a otros sectores. Es el caso de la moda. Desde hace un tiempo, firmas y diseñadores recuperan la esencia torera en sus colecciones. Bolsos, zapatos, relojes, joyas… Un sinfín de complementos se inspiran en capotes, banderillas y trajes de luces, pero también vestidos y perfumes. La última en sumarse a esta potente tendencia es Cristina Sánchez, ex torera y actual dueña de una firma que lleva su nombre y su trabajo como diseñadora.
El toro es un símbolo de fuerza, pasión y también de tradición española. Algo que a día de hoy no convence a todos pero que, sin embargo, en cuestión de moda ha ido ganado terreno dentro y fuera de nuestras fronteras. En este sentido, los aires toreros se funden con la inspiración goyesca para dar lugar a creaciones tan interesantes como las de Lorenzo Caprile (favorito de la infanta Elena), Francis Montesinos o Christian Lacroix.
Los complementos se acercan más a la arena del ruedo y firmas como Mira la Marela reutilizan el tosco aunque elegante tejido de los capotes para confeccionar sofisticados bolsos que se han convertido en todo un emblema de la marca. Los mantones de Manila, e incluso el traje de luces, también se reinventan en forma de fabulosos clutch con flecos y pedrería. Los perfumes, por su parte, tratan de transmitir en su aroma el coraje y la valentía de los matadores. Así, Loewe ha contado con la imagen de Cayetano Rivera para su nuevo perfume masculino.
Sin embargo, Cristina Sánchez ha decidido dar la alternativa al mundo de la moda con un objetivo un tanto diferente. “Siempre he tenido en mente poder tener mi propio negocio. Mi deseo es transmitir el encanto y la clase que tiene el mundo del toro, recuperando la inspiración taurina en mis primeras colecciones”, explica a Vanitatis la famosa ex matadora. “Sé que no es tarea fácil, puesto que además de los tiempos de crisis que corren, el mundo del textil es muy complicado cuando decides crear algo nuevo. Pero me lo tomo muy enserio y estoy invirtiendo mucha ilusión, tiempo y dinero. Para mí no es una aventura, sino otro gran reto en mi vida”, añade.
Una colección con personalidad.
Cristina, que acaba de inaugurar su primera tienda en el Centro Comercial Zielo de Pozuelo y no descarta abrir una segunda boutique muy pronto, nos explica que su ropa se inspira en el mundo del toreo, pero va dirigida a todo tipo de público. “Hay mucha más gente de lo que pensamos que es aficionada a los toros, pero incluso aunque no lo sean, les gusta este tipo de prendas”, asegura.
Sus colecciones, elegantes y pensadas para el día a día, se acercan tanto a la mujer como al hombre, y también a los niños, desde una perspectiva clásica pero con cierta distinción. Algo que se aprecia sobre todo en sus trajes de fiesta y complementos. Camisas de rallas o cuadros, personalizadas con el sello de la firma (un claro homenaje a las marcas de las ganaderías) en puños o cuellos, y con lazo para las más femeninas; pantalones de pinzas; vestidos sobrios con detalles relacionados con la equitación; botas mosqueteras, zapatos castellanos, collares de grandes y coloridas cuentas… En palabras de esta torera reconvertida en diseñadora, “son prendas que van creciendo inspiradas en el mundo del toro y en los trajes de luces, lo que se ve de manera muy sutil en todas las colecciones”.
Finalmente, y aunque sus razones para cortarse la coleta y abandonar para siempre el mundo del toreo las aclaró en su momento, Cristina Sánchez expuso a Vanitatis su opinión sobre lo que fue para ella formar parte de un mundo meramente masculino: “He conseguido metas impensables para muchos, también para mí. Llegué a lograr lo que ninguna mujer había hecho hasta el momento, incluso más que algunos hombres. A esos mismos a los que aún descoloco un poco. En cualquier caso, me siento muy orgullosa porque lo que hice fue muy difícil. Espero que en la moda consiga algo igualmente importante”.
Tampoco tuvo reparo a la hora de exponernos su opinión acerca de la difícil situación actual de esta Fiesta nacional: “Ha llegado la hora del cambio y del progreso para los taurinos, y no hay mal que por bien no venga. La prohibición en Cataluña no es más que un tema político, y el resto de los españoles somos cabezas de turco. Es fácil atacarnos así. Para los ‘antiespañoles’, el toro es un símbolo muy patriota y no les gusta identificarse con nada que tenga que ver con España. Yo lucharé como mis compañeros para que seamos libres e independientes dentro de nuestra profesión. Es una violación de derechos prohibir a alguien ejercer su profesión dentro de su país. Es anticonstitucional”.
Fuente: www.vanitatis.com

Deja un comentario