29 julio, 2021

SE VALE SOÑAR… DEFINITIVAMENTE, CREO NO QUIEREN A LA FIESTA.

¿SE IMAGINAN una temporada con solo los jóvenes toreros mexicanos nuevos?.
“EL MEJOR general no es el que tiene el mejor ejército, sino el que utiliza lo mejor que tiene”. Gran verdad desconocida por los empresarios mexicanos.

¿SE IMAGINAN una temporada con solo los jóvenes toreros mexicanos nuevos?.
“EL MEJOR general no es el que tiene el mejor ejército, sino el que utiliza lo mejor que tiene”. Gran verdad desconocida por los empresarios mexicanos.
YA NO mencionare nombres de los jóvenes valores nacionales, todos los conocemos, al parecer ahora lo único que falta en esta renovación es que lleguen organizadores nuevos que vean que el potencial taurino actual se esta desperdiciando. Los existentes “manejadores” de la fiesta la han hundido al grado de que desde hacen muchos años la fiesta ha estado empantanada.
POR TODOS lados se dice en esta ciudad de Aguascalientes que el actual juez de plaza, Manuel Ramírez de la Torre, habrá de estar agregado en alguna de las listas laborales de los próximos nuevos gobernantes, estado o municipio. Por lo mismo sería normal que dejara su puesto en el biombo de la autoridad en las dos plazas de la entidad. Su asesor, Carlos Gómez, y su cambiador de suertes, el ex matador Paco Olivera, “Bombita”, son prospectos amplios para conservar sus respectivos nombramientos, inclusive nada raro es que uno de ellos ocupe la responsabilidad de llenar el probable lugar vacante, los dos respondieron positivamente en pasadas fechas, en eso me baso para juzgarlos.
“LORENA”, LA ESPONTÁNEA DE SAN SEBASTIÁN DE LOS REYES.
OCURRIÓ EN 1965. José Luís Sáenz de Heredia rodaba la película “Historias de la Televisión”. La protagonista era una joven llamada Lorena, que estaba interpretada por la actriz Conchita Velasco. El guión exigía que la protagonista se tirara de espontánea en la plaza de toros de San Sebastián de los Reyes y había que buscar a un “doble” que corriera el riego. Por allí andaba un gaditano llamado Antonio Canto Ariza, que buscaba abrirse camino en el mundo de los toros. Antonio se puso una peluca, se colocó unos pechos ficticios y cuando Antonio Bienvenida iniciaba su faena de muleta, se tiró al ruedo. La escena fue un éxito y un escándalo. La Guardia Civil, ajena a la trama, detuvo a Antonio y el gaditano se vio rodeado de fotógrafos y periodistas. ¡Una mujer espontánea! Cuando pudo aclararse lo sucedido, Antonio obtuvo dos cosas; la primera que los empresarios Lozano se vieron obligados a ponerlo en los carteles el siguiente domingo en Vista Alegre, y la segunda que todo el mundo comenzó a conocerlo por el apodo de “Lorena”.
ANTONIO CANTO nació en el barrio de la Viña, en la calle Portería de Capuchinos hace ya muchos años. Desde muy chico quiso ser torero y con 17 años decide marchar a Madrid para cumplir la ilusión de su vida. Fueron unos años terribles y Antonio consigue torear alguna que otra novillada por los pueblos cercanos a Madrid. Toros enormes en plazas de tercera. Abrirse camino resultaba poco menos que imposible. Los escalafones de matadores y novilleros estaban cuajados de figuras y para salir adelante había que contar con unos apoyos que “Lorena” no tenía. A pesar de ello, alterna con Palomo Linares, y con otros renombrados espadas. Al gaditano no le faltan maneras, pero para triunfar hay que tener mucha suerte y, según reconoce… “Yo era un poco medroso, hay que decirlo todo”.
PARA LA tercera de las tardes en la plaza México están seguros, Fernando Ochoa, Arturo Macias y el francés Sebastián Castella con 6 de Xajay, enclavada en el rancho La Laja, a escasos kilómetros de la cabecera municipal de Tequisquiapan, Querétaro… Nos Vemos.

Deja un comentario