1 agosto, 2021

LA VIRGEN DE LA MACARENA VISITÓ LA TUMBA DE JOSELITO, “EL GALLO”.

LA VIRGEN de La Macarena, la original, “personalmente”, visitó la tumba de Joselito, “El Gallo”. Esto es cierto, tan cierto que inclusive dos meses completos cuido el sepulcro del torero, esto sucede cuando es proclamada la Segunda República Española ya que algunos de sus miembros estaban cometiendo hechos impíos en iglesias de Sevilla

LA VIRGEN de La Macarena, la original, “personalmente”, visitó la tumba de Joselito, “El Gallo”. Esto es cierto, tan cierto que inclusive dos meses completos cuido el sepulcro del torero, esto sucede cuando es proclamada la Segunda República Española ya que algunos de sus miembros estaban cometiendo hechos impíos en iglesias de Sevilla y es cuando, para proteger a la imagen, el propio sacristán del Santuario de la Basílica de La Macarena, Nuestra Señora de La Esperanza, la esconde en su propio domicilio de manera por demás curiosa.
SE CONOCE que la santa imagen es llevada en esas fechas a casa de del misericordioso empleado y como forma para no despertar sospechas de quien era, de quien se trataba, la mete dentro de una cama cubriéndola de tal manera que aparentaba ser una persona durmiendo. Tiempo después la traslada al cementerio de San Fernando, la coloca en la misma tumba del torero argumentando a las autoridades del lugar que es él una persona dedicada a fabricar esos pequeños monumentos que cuidan y adornan las tumbas o mausoleos, esto se hace en la complicidad de Ignacio Sánchez Mejía, cuñado de Joselito, única persona conocedora de este singular acto. Joselito pertenecía a la Hermandad de La Esperanza Macarena y le había obsequiado a La Macarena cinco joyas de esmeraldas engarzadas en forma de rosas, denominadas “mariquillas” que adornan el pecho de la imagen de la que fue gran creyente y desde luego que gran benefactor.
A LA muerte del famoso torero visten de luto a la Virgen … Fue el 16 de mayo de 1920 en la plaza de toros de Talavera de la Reina, Toledo, que “Bailador”, de la viuda de Ortega, le quita la vida, suceso que conmocionó al mundo entero, desde luego que a la hermandad que venera a la Virgen, de la que fue teniente de hermano mayor. Por acuerdo de la misma se vistió la imagen por primera, y única vez, de negro, en señal de luto y recogimiento. Además se celebraron multitudinarios funerales en la iglesia de San Gil, donde aún se encontraba la sede de la hermandad, el espada gitano había nacido en Gelves, en la Huerta de El Algarrobo, Sevilla el 8 de mayo de 1895. Las escasas fotografías de la Esperanza Macarena vestida de luto fueron muy difundidas en la ciudad, nosotros tenemos la suerte de contar con una copia dentro de nuestros archivos, las mismas que pasaron a venerarse por toda la península ibérica, especialmente por artistas y toreros de todos los niveles.
AL ESCRIBIR lo anterior me llegan a la mente esos grandes reconocimientos efectuados en el pasado a verdaderos genios del toreo. Las dos orejas, el rabo, las cuatro patas y las criadillas que otorgaron en Barcelona a don Fermín Espinosa Saucedo. El homenaje a don Alfonso Ramírez Alonso, “Calesero” en la tarde en que le tocaron el Himno Nacional en la ciudad de Orizaba, Veracruz. A unos de una manera, a otros de forma diferentes pero casos sui generis que pasan a la historia engrandeciendo a la fiesta.
LA MACARENA y San Pedro Regalado, patrones de los coletudos españoles cuidan a los espadas allende la mar, nuestra Virgen de Guadalupe a los que vivimos en América, la religión siempre de la mano con esta hermosa pasión que inicia con un toro fiero, bravo, el que da fama, dinero, reconocimientos y… también quita la vida… Nos Vemos.

Deja un comentario