28 julio, 2021

¿EL RESPETO AL DERECHO AJENO ES LA PAZ?… POSIBLE VETO A MONCLOVA.

HE PALPADO que fuera del ámbito taurino de Aguascalientes, los aficionados del Distrito Federal también quieren ver el domingo a Mario Aguilar. Diversos medios de comunicación así nos lo dejan ver, esto es positivo en la carrera de todo joven que inicia, sobre todo notamos que los triunfos obtenidos en sus últimas actuaciones han estado repercutiendo y se han metido en el ánimo del pagano y sumándole fechas.

HE PALPADO que fuera del ámbito taurino de Aguascalientes, los aficionados del Distrito Federal también quieren ver el domingo a Mario Aguilar. Diversos medios de comunicación así nos lo dejan ver, esto es positivo en la carrera de todo joven que inicia, sobre todo notamos que los triunfos obtenidos en sus últimas actuaciones han estado repercutiendo y se han metido en el ánimo del pagano y sumándole fechas. Ahora Mario debe de rematar todo lo anterior y buscar salir avante de esta excelente oportunidad, de lograrlo sus bonos taurinos se irán a las nubes, lo puede hacer, tiene escuela, valor y obvio que técnica… “Las oportunidades se multiplican cuando se aprovechan, se mueren cuando se dejan pasar”.
MIENTRAS DE que muchos peleamos por el respeto a nuestros gustos, y costumbres, en Ecuador salen ahora con querer prohibir la entrada a los menores de edad a los cosos. Rara situación, ellos cercenan y truncan libertades mientras que en todos los países donde hay festejos existen escuelas taurinas. Y tengo entendido las escuelas son para niños, para menores de edad. Sin embargo como lo dijera contradictoriamente don Benito Juárez… “El respeto al derecho ajeno es la paz”. Juárez vedó lo taurino en su mandato presidencial mexicano, por lo tanto sacamos conclusiones de que el Benemérito faltó a su famosa frase, cada uno de nosotros tendrá sus propios comentarios y conclusiones al respecto.
LO QUE no es mala idea es que muchos, “no menores de edad”, lograran reinscribirse a las “aulas toreras”, buena falta les hace o de plano no los preparan adecuadamente, me inclino por esto último. Bueno, digo yo, salvo que los manden a España.
PUES RESULTA que se formo una sociedad entre el ingeniero Armando Guadiana Tijerina, Fernando Lomelín y José Luís Ramírez, “El Padrino”, para dar dos corridas de toros en la ciudad de Monclava, Coahuila. Ellos invitaron al presidente municipal de ese lugar, doctor Armando Castro Castro, y a final de cuentas, el negocio acordaron pasara totalmente a manos de la autoridad referida, desde luego que bajo la supervisión en la materia taurina del ultimo de los mencionados. Todos de acuerdo llegaron a un arreglo económico y así todo parecía rodaba sobre alfombrado camino de la corrección.
PARTE DEL trato lo pagaría el alcalde en “X” tiempo posterior a los festejos, los socios no metieron mano ni tuvieron ingerencia en boletaje o taquillas, ahora resulta que a la deuda pendiente le salieron alas y ni el teléfono les contestan en las oficinas del doctor Castro.
CUANDO PASAN estas cosas, afortunadamente ya en muy escasas ocasiones, lo siguiente es solicitar el apoyo de los sindicatos del ramo, matadores, subalternos, ganaderos, empresarios y proceder al veto taurino del inmueble con la respectiva “quema” a los informales deudores. En el remoto caso de que otra persona, quien fuere, llegase a intentar organizar algún festejo, involuntariamente “adquiere” la deuda si es que desea ver el fin de su espectáculo.
CIERTOS DUEÑOS de cosos, lienzos charros, o autoridades municipales, pueden pensar que por ser propietarios o mandamases ellos son intocables, siento decirle en esta ocasiona al doctor Castro Castro que conocerá a la perfección las leyes municipales pero en este caso es otro procedimiento y avalado por la federación, con ella no se juega máxime que en el negocio inicial hay personas de amplio poder moral en la región. En estos casos, se paga… ¡o cuello!.
Sí, LITERALMENTE es cuello, ahorcan a la fiesta y eso creo no se vale, lo mas correcto seria que el alcalde, mínimo, de la cara e intentar dialogar para llegar a un acuerdo antes del cuello cuello…Nos Vemos.

Deja un comentario